Mindfulness y la autorregulación

Entre los más importantes beneficios que proporciona Mindfulness está la autorregulación; su contribución a la a la concienciación de las sensaciones introceptivas. Peter Levine, terapeuta del estrés post-traumático, de los más destacados, afirma que sin la percepción irrestricta de estas sensaciones, es simplemente imposible saber quién se es, ni lo que se necesita o se quiere en la vida.

 

Los mecanismos de autorregulación, que se activan en nuestro cuerpo, gracias a Mindfulness se dan, en dos direcciones, de abajo arriba y de arriba abajo, en el primer caso puede destacarse la respiración. Este es un camino privilegiado para acceder a la regulación del sistema nervioso autónomo. Por medio de esta se puede influir sobre, no solo la fisiología de los órganos periféricos, sino sobre las emociones en general.

 

El movimiento es otro de estos mecanismos; que se manifiesta de diversas formas. El tacto también cuenta, con una importancia tal que su empleo, como herramienta terapéutica tiende a aumentar y muy seguramente se instaurará en un futuro no lejano.

 

El Neurofeedback: un mecanismo de autorregulación con gran potencial

 

De los mecanismos de autorregulación de arriba abajo podemos destacar una técnica que merece una especial atención pues, de los descritos, es el único que exige la utilización de un aparataje sofisticado: El neurofeedback.

 

Esta es una técnica terapéutica que ya es conocida desde hace muchos años, pero ahora es que llama fuertemente la atención de los psicoterapeutas. Y es así, porque ha sido vista como un camino para la transformación y corrección del funcionamiento de sistemas nerviosos muy deteriorados.

 

Uno de los campos donde más posibilidades ofrece es en el tratamiento del estrés post-traumático, especialmente en su fase de desarrollo. Pero sus efectos también pueden incidir en otras patologías: la depresión, la migraña, los ataques de pánico, el trastorno déficit de atención y otros. La experiencia clínica para validar estas experiencias, hoy día sigue recogiéndose.

 

La hetero-regulación: otros mecanismos útiles que pueden conectarse con mindfulness

 

No son nuevos estos mecanismos, pero sí son relativamente nuevos los conocimientos que se tienen sobre su fuerte influencia terapéutica. Los coros, la danza, el teatro y todo tipo de interacción social de este tipo, donde prime el componente lúdico.

 

Estas dinámicas de actividad grupal pueden realizarse, además, de modo consciente. Por esto es necesario traer nuevamente a mención Mindfulnesss. Su importancia terapéutica es enorme. Y es importante combinar la meditación con estos tipos de hetero-regulación en ciertos tipos de tratamiento.

 

En los casos de estrés post-traumático, por ejemplo, es pertinente. Y la razón es que este trastorno se encuentra, por decirlo de algún modo, atrincherado en la memoria emocional del cuerpo. La memoria de este tipo es, en la mayoría de los casos, inaccesible en una primera incursión de la conciencia.

 

Las técnicas de autorregulación alternativas combinadas con mindfulness afectan la información sobre el cuerpo, almacenada directamente en estructuras subcorticales. Estas técnicas, al actuar de abajo hacia arriba, resultan sumamente eficaces en estos casos; así como la regulación directa de la actividad cerebral que ofrece el neurofeedback.

Cursos de Mindfulness en Madrid

 

 

 

Si te ha gustado este post compártelo: Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email