Fórmate para ser un líder con mindfulness empresas

Las sesiones terapéuticas de mindfulness son una herramienta transformadora que permite formar líderes y emprendedores más humanos. Existe actualmente un desafio en cuanto a la dirección de entornos laborales e institucionales sumamente complejos y diversos. Hoy más que nunca nuestra sociedad debe abrirse al cambio y aprender a reaccionar asertivamente ante él. Un líder moderno debe afrontar niveles de pluralidad nunca antes vistos y aprender a lidiar con los problemas de equipos de trabajos diversos. Además de tener la capacidad de canalizar sus contradicciones personales y sus incertidumbres internas.

Estar en sintonía activa con el equipo de trabajo, además de permanecer despierto y atento hoy es bastante complejo, pero no es una tarea para nada imposible. Los niveles de resonancia necesarios para que una empresa funcione hoy en día requieren de un liderazgo eficiente y minfulness ofrece esto y más.

Muchas corporaciones e instituciones a nivel mundial han empezado a ofrecer a sus miembros programas de formación y entrenamiento en atención plena. Mediante sesiones terapéuticas es posible aprender a canalizar el exceso de información que distrae la mente en funcionamientos triviales. La optimización de los liderazgos en muchas empresas con mindfulness ha desencadenado toda una revolución del desempeño y de la vida de los empleados.

Existen ejercicios muy valiosos en la integración de mindfulness en empresas

  • De camino al trabajo o de regreso a casa, presta detenidamente atención a tu respiración hasta ir creando un vínculo con cada sensación que tu cuerpo experimente. La postura, las tensiones y las sensaciones se intensifican cuándo concentramos nuestra atención en un elemento puntual eficazmente.
  • Hazte consciente del instante exacto en el que llegas a tu sitio de trabajo. Observar tu entorno y reconócelo amablemente, abriendo en tu mente los brazos al nuevo día que comienza te ayudará a mantenerte conectado con tus labores.
  • Cuándo te encuentres en tu escritorio puedes tomarte un corto descanso de cinco minutos para hacerte consciente nuevamente de tu respiración. Procura hacerte consciente de tu cuerpo, tu postura y relaja todo tipo de tensión que tengas en ese momento.
  • Intenta variar el sitio al que asistes diariamente a almorzar. Puedes dirigirte en solitario y en silencio para así darte la oportunidad de mantenerte atento.       Las sensaciones, los sabores, las texturas y cada elemento que conforme tu almuerzo repásala y disfrútala. Registrar conscientemente la experiencia ampliará los estímulos y la hará más grata. Date un tiempo para estar contigo mismo.
  • Transcurrida cada hora en el trabajo date unos minutos para detenerte y observar. No es necesario que interrumpas por mucho tiempo tu trabajo; con tres minutos bastará. Darte cuenta del momento presente y registrar cómo va tu respiración te ayudará a liberar un poco la tensión. Una vez regreses a tus tareas lo harás de forma clara y con plena atención en la labor.
  • Concluido tu día laboral y de camino a tu hogar intenta hacerte consciente e internaliza la culminación del día. Este ejercicio te ayudará a soltar el trabajo y te preparará para estar de forma plena y consciente al momento de llegar a casa.
  • Vivir cada momento a plenitud es posible abriéndose al presente. Suelta toda pretensión respecto a cómo quisieras que las cosas fueran y conéctate con lo real. Adaptarte a lo que acontece a tu alrededor es la única vía para hallar el bienestar.

Puedes ver nuestros cursos de Mindfulness en empresas