Mindfulness en el trabajo: una estrategia de negocios

Como una herramienta para abordar cualquier situación cotidiana, muchos han decidido probar mindfulness en el trabajo y en sus negocios. Ahora bien, mindfulness como manifestación de atención en el momento presente, puede emplearse en cualquier situación. El área de los negocios no escapa de la experimentación y es propicia para la concentración plena.

La clave está en mantener la atención en lo que haces, en el momento que lo haces. Es la encarnación de la experiencia de estar atento. En este caso, estarás practicando mindfulness en el trabajo, en la medida que adoptes una perspectiva de total conexión con tus quehaceres laborales.

Si durante la hora de la cena tu cabeza da vuelcos pensando en la pauta a entregar ya has perdido la atención. Pues disfrutar la ocasión con tu familia es justo lo que debes estar haciendo. O si durante una junta te distraes revisando Facebook en piloto automático, otra vez te estás perdiendo del presente. La esencia de mindfulness es estar conectados con el ahora.

¿Mindfulness en el trabajo compromete el rendimiento?

No necesitas interrumpir tus actividades laborales para poner mindfulness en práctica. Bien puedes hacerlo unos minutos durante la hora del almuerzo o el break. Sin embargo, no es siquiera necesario realizar tus sesiones de mindfulness durante tus horas laborales. El simple hecho de realizarlo en tu hogar, al darte el chance para meditar, tendrá amplias repercusiones positivas en tu trabajo. Ten presente que una vez adoptes mindfulness como una práctica habitual, lo verás reflejado en todas las facetas de tu vida.

Hacerte consciente de tu entorno mediante la focalización de la atención representa un salto al frente. Se trata de la conexión total con tu todo lo que te rodea, de manera que nada se te pase por alto. Una herramienta tan eficiente como esta debe aplicarse con la mejor predisposición posible. Por eso lo responsable siempre será darle un uso positivo a nuestras herramientas. Aprender mindfulness para la creación de ideas de negocios en pro del beneficio colectivo, es algo que se ha demostrado.

Consideramos que una práctica que nace de la vigilia consciente por medio de la meditación, debe usarse con un fin trascendental. Dirigirse en dirección a la materialización de cosas grandes y positivas.

Mindfulness en el trabajo es crecer y emprender

La voluntad lo es todo a la hora de emprender una nueva tarea. Desde lo más sublime, hasta lo más colosal, toda ejecución que te plantees debe apuntar a un propósito. El establecimiento y visualización de propósitos supondrán la nivelación de todo terreno en el que te dispongas a edificar algo concreto.

Dirigir intencionalmente tu atención plena es una oportunidad para poner en orden los elementos que construyen tu vida. Mediante la meditación puedes contemplar y replantearte todo a tu alrededor. Mindfulness representa la mejor inversión que puedes realizar. Una herramienta que te ayudará a conectarte cada vez con más claridad. Como una alcancía que día a día crece con tu aporte constante y consiente. Expandiendo lentamente tu capital humano.

Puedes ver nuestros cursos de Mindfulness para empresas aquí