Beneficios de minfulness para niños: las transformaciones que verás en poco tiempo

Practicar la meditación en casa trae grandes beneficios. Especialmente, afecta de modo positivo, el modo en que nos relacionamos unos con otros en el hogar. Mindfulness para niños concentra una serie de técnicas para trabajar en ellos, esas cosas que tanto te ha costado conseguir: la atención, la concentración, la memoria y la tranquilidad, entre otras.

¿Mindfulness para niños es un contraste con la individualidad inculcada socialmente?

En efecto. Las ventajas de practicar la meditación empiezan por el trato. Nuestra naturaleza, como individuos en un mundo social, tiende hacia la individualidad. No obviamos el proceso necesario de individuación, en el que nos reconocemos para empezar a trabajar en función de nuestra construcción. No. La individualidad, es esa tendencia a mirar la satisfacción y beneficio propios, por encima de el de otro ser humano.

La solidaridad y la empatía son sentimientos que producen acción. Estos no son promovidos hoy día y no se les da el lugar que deberían tener. Por el contrario, nuestros niños, en el núcleo familiar y los entornos sociales, cultivan valores como el egoísmo, la competencia, entre otros.

Mindfulness para niños: una lista de beneficios que verás en poco tiempo

Es aquí donde la práctica de mindfulness en el círculo familiar se convierte en una necesidad. La mejoría en aspectos esenciales en la vida de tus hijos, se hará notar pronto. Algunos de los beneficios son los siguientes:

Mejoría en el aprendizaje, el rendimiento académico, la creatividad y la atención

La escuela dejará de ser un lugar incómodo, pues al prestar atención a los contenidos, se despertará en ellos el interés. La diversidad de las plantas, animales, el amplio universo. Todas estas informaciones a las que ellos, muchas veces, no prestan la atención debida, crearán en ellos curiosidad. Pues, normalmente, es lo más inmediato lo que llama su atención: el juego o una conversación con un compañero.

Mayor concentración y alejamiento de las distracciones

Una de las cualidades que con más rapidez desarrollarán tus hijos, es la concentración. Al poder concentrar toda la atención en las actividades que realizan, mejorará su rendimiento. ¡En todo sentido! En el deporte, en las artes, en la escuela.

Encontrar la tranquilidad y regular emociones

Hemos observado que muchos niños sencillamente no tienen la capacidad de controlar sus emociones. La educación mindfulness es una herramienta clave para que tus hijos se evalúen; reconocerán lo que están sintiendo: ira, molestia, frustración, enojo… y equilibrarán estos sentimientos con una actitud apropiada. La mayoría de los niños, ante estas emociones, desbordan un accionar descontrolado, a fin de obtener lo que desean. Ya sea objetos, atención o algún favor de sus padres.

La calma y el autocontrol empiezan por el auto-reconocimiento. Y este es uno de los procesos a los que se llega a través de la meditación mindfulness para niños: al análisis de cómo somos y cómo nos sentimos.

Capacidad para la introspección

Esta es la habilidad de ir hacia adentro. De entender cómo somos y qué nos sucede. Ser reflexivos en la infancia es importante para construirnos de modo más humano y empático hacia nuestro entorno y los demás. Cuando logramos esto, también identificamos lo que sucede a nuestro alrededor; y es allí donde se logran verdaderas transformaciones a nivel de conducta.

Puedes ver nuestros programas de Mindfulness en niños aquí.