¿La mente ordena?

La mente juega un papel muy importante en nuestra vida, es quien la dirige, los pensamientos nos transportan donde queremos. El ser humano se distingue del resto de mamíferos precisamente por el uso de las capacidades mentales.

Sin embargo, quedarnos solo en ella, en la mente, es vivir con limitaciones. Nuestro cerebro proviene del cerebro reptiliano, donde se encuentra el instinto de agresión y autopreservación, lugar donde se procesan todas las tareas del intelecto.

Tu cuerpo es la llave que abre el momento de aquí y ahora

Solamente si eres capaz de ser consciente sin pensar, puedes usar tu mente de forma creativa y la forma más fácil de entrar en este estado es a través de tu cuerpo. Siempre que necesites una respuesta, deja de pensar por un momento, toma consciencia de la quietud. Se puede decir que no hay que pensar sólo con la cabeza, sino con todo tu cuerpo.

El cuerpo en el momento presente

El cuerpo vive el aquí y el ahora. Esto se experimenta de forma muy clara en las sensaciones corporales. Cuando estamos totalmente conscientes notamos que todo lo que pensamos conlleva una contracción ligera o intensa del cuerpo, por lo que experimentamos una íntima relación entre cuerpo, mente y emociones.

Si nos vamos sensibilizando y escuchando atentamente a nuestro cuerpo a través de la atención consciente, supone un giro radical en nuestra relación con él, con los pensamientos y las emociones.

Técnica de Mindfulness

La consciencia del cuerpo nos permite relacionarnos con nosotros mismos, con los demás y con el entorno.

Esta técnica de relajación nos enseña a tomar conciencia plena de nuestras emociones con el fin de borrar la frustración o ansiedad que produce el no poder cambiar ciertas circunstancias de nuestra vida.

El modo de vivir occidental ha propiciado que las personas centren la actividad mental en los estímulos negativos, y piensen constantemente en problemas que no pueden solucionarse, lo que origina y alimenta los estados de depresión, de forma que si el paciente no cambia su actitud resulta difícil salir de esa situación. En estos casos, los ejercicios de meditación con Mindfulness pueden servir de gran ayuda a los medicamentos.

Práctica de la atención plena en nuestro cuerpo

Con ella nos entrenamos en reconocerlo y usarlo. El cuerpo no conoce el lenguaje de la palabra. Cuando aprendemos a escucharle atentamente estamos aprendiendo a vivir, sentir, utilizar y habitar en armonía con nuestro cuerpo.

Cuando enfocamos nuestra atención en el cuerpo, aprendemos a reconocer y a explorar cuatro sensaciones primordiales:

Temperatura

Sensaciones asociadas al paso del calor al frío y viceversa.

Tensión

Se refiere a las sensaciones de apretar y soltar, de relajación y tensión.

Movimiento

Es la sensación de que algo se mueve en el cuerpo de un lado a otro, de arriba abajo, hacia fuera o hacia dentro.

Contacto

Se refiere a la sensación de tocarse de una parte del cuerpo con otra. O con algún objeto, como la ropa o la silla.

Preocupación y Ansiedad

Tienden a tensionar ciertas partes del rostro, ingles y abdomen. Se reflejan en:

Ira

La ira es una energía fogosa que intenta eliminar algo, y se refleja en la tendencia a apretar manos, ojos y mandíbulas.

Tristeza

La tristeza se puede percibir como una pesadez en los hombros, tensión en la nuca y opresión en el pecho.

Depresión

La depresión es una acumulación intensa de frustración, ira o tristeza reprimidas.

El deseo intenso de poseer algo se puede sentir como energía intranquila, incapaz de posarse sobre el momento presente.

Emociones como la gratitud, la inspiración, el gozo, el amor y el aprecio, pueden ser brillantes e incluso radiantes.

En definitiva, un cúmulo de sensaciones para nuestro cuerpo, mejores o no, son beneficiosas, pero tenemos que notarlas para aprender a conocerlo un poco mejor cada día.

En Centro Mindfulness Madrid te podemos ayudar a gestionar las emociones y reducir la ansiedad.

Hombre meditando