¿Qué es Mindfulness?

Recordemos que Mindfulness es una técnica milenaria de Oriente, una herramienta de meditación de origen budista, últimamente muy popular en Occidente, que nos ayuda a generar un cambio en nuestras vidas, a encontrar nuestro propio ser en el presente, dejando a un lado las preocupaciones y pensando solo en el momento actual, aquí y ahora, atentos, sin juzgar.

Mindfulness y la música. Sus beneficios

En este mundo en que vivimos tan alocado y con tanto nerviosismo, la Música nos ayuda a encontrar este Mindfulness, a relajarnos, a olvidar el estrés, la impaciencia y el mal humor. En el momento en que escuchamos o interpretamos la música de forma consciente, centrándonos en el momento, se convierte en  Mindfulness musical. Nos va ayudar a gestionar mejor nuestras emociones, aceptar los problemas desde otro punto de vista, más optimista. Nos enseña a colocar el pasado en un segundo plano y afrontar el futuro y todo lo que conlleva con ilusiones renovadas y más energía.

Publicaciones

Para los profesionales de la música, existen numerosos libros sobre esta técnica que ayuda a alcanzar sus metas, evitar bloqueos, pánico escénico, relajación de los músculos de su cuerpo, etc.; uno de sus mejores autores, Jon Kabat-Zinn, profesor de Medicina, zen, yoga, técnica budista. Otros artículos publicados destacan la importancia de utilizar mindfulness con música en personas con depresión, ya que aprenden a utilizar y manejar sus emociones de forma beneficiosa.

Mindfulness para músicos

En este apartado, el Mindfulness para músicos se adapta a la interpretación. Se adopta la idea del «aquí y ahora», y ayuda a reducir la tensión que puede tener un profesional al salir a un escenario. No se debe preocupar de los errores ni reacciones que se hayan cometido en el pasado, lo importante es la preocupación por el momento presente.

Aprende a descubrir el Mindfulness para músicos

Aplicar el Mindfulness para músicos tiene dos vertientes de actuación principales. Una, centrando toda la atención en nosotros mismos. Tienes que respirar profundamente, dejar el instrumento a un lado, y realizar un escáner de tu cuerpo recorriendo todas las partes, muy despacio. La otra, la propia interpretación de la partitura, combinando la atención de nuestro cuerpo con la del sonido. El Mindfulness es el resultado de vivir el presente, al igual que ocurre con la música, cuando interpretamos una obra estamos en el presente y nos alejamos de las preocupaciones existentes.

Escuchar consciente. Escuchar música

La música te transporta, deja ir tu mente con ella, incide directamente sobre nuestras emociones, pero no de la misma manera para todos. Hay personas que para trabajar necesitan el silencio, otros sin música no pueden realizar sus tareas, unos requieren de música rock para motivarse, otros clásica,…

La música aporta a la técnica del Mindfulness la escucha consciente, es decir, sabiendo que no tienes nada más que hacer en ese momento que escuchar ese instrumento. Como ejercicio, puedes intentar seguir la música que te guste con movimientos del cuerpo, una especie de meditación mindfulness en movimiento con el ritmo elegido. !Te animo a probarlo!

La música relaja todos los sentidos, es beneficiosa en todos los ámbitos. Sean cuales sean tus gustos por ella, aprende a quererla y a disfrutarla.

niños bailando