3 Cambios que mindfulness genera en tu cerebro y cómo conseguirlos

Sobre los cambios que mindfulness genera en tu cerebro se ha escrito bastante. Ya hace tiempo que todo lo relacionado con estas prácticas se viene investigando y perfeccionando. Muchos de los estudios dan explicación científica a las transformaciones positivas de mindfulness en el cerebro.

La ciencia contemporánea ha desarrollado un campo al que denomina Neurociencias contemplativas. Esta resulta muy interesante, pues es un paso hacia adelante de las Neurociencias. Desde allí puede apreciarse con fascinación el impacto de mindfulness desde un enfoque fresco.

 Cambios que mindfulness genera en tu cerebro, uno a uno:

Debido a los miles de estudios, a los cuales es difícil seguir el rastro, un artículo así resulta pertinente. En este post revisaremos los más significativos cambios que el entrenamiento mental mindfulness produce.

  1. Practicar la meditación contribuye a la prevención del deterioro natural del cerebro en el proceso de envejecimiento:

 

Las personas que han practicado mindfulness por 20 años aproximadamente, desarrollan mayor volumen de materia gris. Se comprobó que este volumen se distribuye a lo largo del cerebro, en un estudio realizado en la UCLA, por el equipo de Eileen Luders.

 

A nivel cerebral, este fue uno de los principales descubrimientos que logró el equipo. El estudio se hizo comparando a 100 practicantes de mindfulness con otro grupo de personas no relacionadas con esto. Las edades fueron de los 24 a los 77 años.

 

Las diferencias fueron notables. Si bien, al envejecer disminuye nuestra materia gris, las personas habituadas a la meditación tenían características cerebrales distintas. Esto incide directamente en procesos cognitivos de nivel superior como la memoria, el lenguaje, la atención, entre otros.

 

  1. Meditar disminuye la actividad en los centros cerebrales de auto-referencia, las zonas “mío, mí, yo”:

 

Entre los efectos que más llaman la atención de mindfulness, se encuentra la disminución de los pensamientos cerrados. Estos son los que se enfocan en la narrativa del yo. Se refiere a ese ciclo constante de pensamientos dirigidos a las actividades pendientes, planes y el futuro. El tipo de actividad mental que genera preocupación y ansiedad.

 

Esto sucedeen la conocida Red Neuronal por Defecto o Default Mode Network. Es una especie de estado automático en el que, básicamente, no pensamos en nada. Soñar despierto, como se conoce a este proceso, es precisamente el estado que mindfulness ataca.

 

Dirigiendo nuestra mente hacia un pensamiento objeto o poniéndonos en Task Positive Network, mindfulness nos permite evadir esa divagación. Esto se puede definir como una desincronización del estado anterior con los circuitos cerebrales.

 

Este estado DMN es muy común y es uno de los primeros afectados en el proceso de cambios que mindfulness genera en tu cerebro.

 

  1. El efecto en el cerebro de fármacos para la ansiedad y de mindfulness son similares:

 

John Hopkins realizó un estudio donde se pudo revisar 47 pruebas clínicas, en ellas participaron 3515 personas. Lo que se encontró fue un impacto de mindfulness en el cerebro, en relación al estado psicológico y el estrés, de 0,3%. Esta medida estadística es similar a la provocada por los antidepresivos.

Estas transformaciones que mindfulness produce en el cerebro evidencian los resultados positivos de la práctica diaria. Las evidencias científicas son contundentes, así como los cambios en tu vida. Por eso, en nuestro centro de atención te damos pautas para que comiences hoy.

Puedes ver nuestros cursos de Mindfulness en Madrid aquí.