La vida sin estrés

Andrés Martín, autor de Aprender a caminar con Mindfulness y Con rumbo propio, disfruta de la vida sin estrés, este hombre es pionero en España. También escribió numerosos artículos sobre la disminución del estrés laboral. En el año 2004 fundó un instituto y se hizo instructor del Programa de reducción de estés (MBSR) de Jon Kabat-Zinn, padre de la atención consciente.

 

Martín Asuero asegura que diversos estímulos llevan a las personas a participar en este programa para vivir sin estrés. Hay quienes se preocupan por las cargas de estrés, por supuesto. Pero además aquellos que sencillamente se ocupan de su desarrollo personal. Incluso solo por probar experiencias nuevas. Él dice que el mindfulness es el mecanismo para prestar atención a ti mismo y al universo que te rodea. Esto permite que cada quien sea capaz de adaptarse a formas de vida más positivas y virtuosas. Presenciar realmente cada instante del momento que vives.

 

¿La vida sin estrés? La llegada al Mindfulness

Hace más de 20 años que va investigando y practicando la meditación budista. Buscando su propio discernimiento y reconocimiento se entrevistó con un Lama (maestro tibetano) que lo impactó. Después de 7 años siendo su discípulo encontró el Mindfulness. Entonces se topó con Jon Kabat-Zinn. Pasó una temporada en su clínica, donde se orientó hacia el MBSR. “Este recorrido vital duró 10 años de maduración.”

 

¿Se puede enseñar Mindfulness a los niños en los colegios?

Andrés asegura que empezar en la infancia es ideal porque “es cuando resulta más natural, ya que ellos viven en el presente. En EE.UU. hay varias referencias interesantes y también en Europa. La respuesta es rotunda: Sí. Es urgente porque está creciendo el TDAH y otras patologías de la atención.”

Ahora, ¿quién debe enseñar a los niños? Él recomienda que sean los padres, ya que Mindfulness es algo que se debe aprender del ejemplo. Figuran además los psicólogos y los maestros del colegio.

Hay muchas formas de introducir herramientas propias de las nuevas tecnologías en nuestro día a día. A veces parece muy fácil, pero luego no es tan eficaz. Este profesional de la meditación, por ejemplo, usa una APP para medir el tiempo. Esta herramienta suena como una campanita. Además, mediante el Facebook se conecta con públicos amplios. Finalmente, usa una Newsletter para informar a aquellos interesados que se inscriben personalmente.

Estas innovaciones digitales constituyen un avance siempre que se respete la disciplina. Por esta razón no son habituales entre los usuarios del MBSR. En general, Asuero se mantiene escéptico sobre su utilización en el programa. Insiste en que la educación en vivo es imprescindible. Asegura que los cursos en línea sobre meditación, llevan un alto porcentaje de abandono. En los pagos del 30%, mientras que los gratuitos hasta 90%. Sin embargo, las bajas en los MBSR presenciales son de 5%.

Indudablemente, el contacto humano favorece el intercambio asistente-instructor y facilita el aprendizaje. Cuidar el proceso de desarrollo ayudará a mantenerse sin estrés.

Mindfulness Madrid

 

Si te ha gustado este post compártelo: Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email