Mindfulness y los profesionales de la salud: Efectos positivos de la experiencia

Es bien sabido que mindfulness genera cambios positivos en la vida de todos. Una gran variedad de áreas en el campo de la medicina y la salud se han visto beneficiadas por la relación de Mindfulness y los profesionales de la salud. Por eso, venimos con un breve recorrido por puntos clave del impacto de las prácticas de atención plena, especialmente en este espacio de la ciencia.

¿Por qué hablar de la medicina y el vínculo de mindfulness y los profesionales de la salud?

La ciencia hoy día abre sus puertas a los beneficios constatables de las prácticas de atención plena. Es precisamente porque la visión del mundo ha cambiado, proyectándose, sin importar el área de la ciencia que estemos abordando, desde una perspectiva humana.

¿Qué quiere decir esto? Por años la ciencia se ha preocupado de soluciones a problemas en los cuales el ser humano es un portador. La visión del individuo como unidad consciente y espiritual se ofrece hoy día como una alternativa para la diversificación. Por tanto, no es extraño que se abracen nuevas fórmulas, en las cuales, la relación paciente-médico, psicoterapeuta-paciente, etc., cristalice en la concienciación de los vínculos más elementales.

Mindfulness y los profesionales de la salud: Beneficios de integrar la atención plena

El estudio de la medicina puede llegar a ser agobiante. Quienes hayan pasado años en las aulas de clase saben de qué hablamos. Millones de textos científicos son la herramienta principal a través de la cual se pretende vincular, desde lo teórico, al estudiante, con la realidad del paciente.

Pero ha resultado que el vínculo entre el profesional y el individuo tratado, sin importar el área específica de la salud, trasciende. Esto quiere decir que la relación humana y la necesidad de entrar en un estado de atención por parte del profesional, es fundamental. Allí, bajo ese nivel de conciencia es posible llevar a cabo una mejor práctica de la actividad médica.

Los beneficios son tangibles y pueden catalogarse así:

  1. Concentración y claridad: Teniendo en cuenta la extenuante tarea que implican los periodos académicos y la asimilación de conocimientos, estos factores son claves. Millones de médicos alrededor del mundo podrían caracterizarse por su dispersión mental. ¿Has conocido algunos? Estar aquí y ahora es uno de los beneficios directos que se obtienen con Mindfulness. La concentración y la observación clara de patrones para la posterior aplicación de métodos y fórmulas, contribuirá a una praxis atinada.
  2. Empatía con los pacientes: En ese orden de ideas, se genera la empatía, factor indispensable para lograr un mejor diagnóstico y tratamiento. Más allá de ello, la capacidad del médico para internalizar la situación del paciente de manera profesional y al tiempo humana, lo acercan a mejores resultados.
  3. Capacidad de afrontar el estrés: El estrés es uno de las respuestas más comunes en la profesión médica. Es una reacción cuyas consecuencias son impredecibles. La integración entre Mindfulness y los profesionales de la salud viene a cobrar vital importancia aquí. Poder manejar las emociones de modo que el estrés se dirima, otorgará al clima laboral el punto necesario para garantizar efectos positivos. Los beneficios podrán verse en el desempeño laboral y los resultados médicos.

 

Puedes ver nuestros cursos de mindfulness en Madrid y nuestros cursos de mindfulness intensivos en fin de semana

Si te ha gustado este post compártelo: Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email