Estrés laboral ¿Por qué integrar mindfulness en el trabajo?

El estrés laboral es algo muy común a todos. Las oficinas y otros espacios de trabajo resultan, en muchas ocasiones, propicios para la ansiedad. Por tanto, responder a la pregunta por qué integrar mindfulness en el trabajo, es crucial.

¿Has sentido presión laboral? Quienes la han experimentado, saben que no es agradable. Las demandas que suele ofrecer casi cualquier empleo son fuertes. Además, lidiamos día a día con dificultades para comunicarnos o entender comunicados, entre otros problemas pequeños. Pues, interactuamos con otros y la diversidad se hace evidente.

Estrés laboral: combatirlo desde lo individual y lo colectivo

Es normal que te estreses. Es una reacción natural del organismo ante situaciones de desequilibrio. Resulta incluso apropiada para la supervivencia y es un mecanismo de adaptabilidad al entorno. Cuando percibimos que los recursos con que contamos no se equiparan a las demandas, se activa este sistema: una hiperactivación psicofisiológica.

No obstante, cuando este proceso natural y de supervivencia se hace crónico, se genera desequilibrio, descontrol y malestar físico. También termina afectando las emociones y nuestra capacidad de atención y concentración.

Estas afecciones inciden negativamente la calidad de vida de quien lo padece y el bienestar a nivel general. Afecta el rendimiento en el trabajo y el estudio y las relaciones interpersonales. El estrés crónico, por último, genera un ciclo de retroalimentación, de donde no es posible salir fácilmente.

¿Cuál es la solución al estrés laboral?

Uno de los más reconocidos programas para el tratamiento de esto es el Programa de Reducción de Estrés Basado en Mindfulness. Con él se pretende llevar a cabo una asistencia integral en la que los participantes reciben entrenamiento. Los objetivos son conseguir la autorregulación y la auto-observación.

Al desarrollar la capacidad de observar nuestras reacciones ante las distintas situaciones, se pueden identificar muchos factores de riesgo. Pueden revertirse muchos efectos y desactivar el reactivo automático del estrés.

Allí se aprende a estar plenamente atento para reconocer las reacciones comunes al estrés y poder evadirlas. El nivel de consciencia del presente se desarrolla y, una vez que empieza a ganarse equilibrio, se adquieren herramientas.

Estrés laboral: algunos de los beneficios que se consiguen al integrar mindfulness

  • Capacidad para el manejo de situaciones de estrés
  • Claridad para tomar decisiones
  • Creatividad para resolver conflictos
  • Tener equilibrio y mantener el foco mental en ambientes hostiles
  • Saber mantener hábitos de trabajo saludables
  • Conseguir ubicarse en un nivel de estabilidad y calma aceptables

¿Cómo comenzar mindfulness aplicado al trabajo?

Los siguientes ejercicios te ayudarán en el manejo del estrés en el trabajo:

  • Presta atención a tu respiración durante unos minutos, en tu vehículo o en el colectivo, de camino al trabajo.
  • Fíjate en cómo está tu lugar de trabajo, sus condiciones.
  • Siéntate en tu sitio de trabajo y relaja las tensiones corporales
  • Toma un corto lapso de tiempo, 3 minutos, para detenerte y evaluarte. Presta atención al lugar en que estás, tu cuerpo, los detalles. Prosigue.
  • De camino a casa, repite el proceso de observación de lo que sucede: terminaste. Continúa con atención plena.

Dos semanas bastarán para que tu mentalidad empiece a dar un giro. Es importante que tengas objetivos claros para que las prácticas de mindfulness surtan efectos y puedas advertirlos. Por último, busca asesoría profesional para que tu evolución sea garantizada.

 Puedes ver nuestros cursos de Mindfulness en la empresa aquí