Saca el máximo a tu empresa con Mindfulness empresas

Actualmente para nadie es un secreto el cambio de enfoque qué surge con la incorporación del mindfulness como algo cotidiano. Muchas personas alrededor del mundo han encontrado una salida terapéutica a sus problemas. Impregnando todos los sectores de la sociedad, su uso ha sido eficaz desde entornos educativos hasta el área empresarial. La premisa de la atención plena es facultarnos para afrontar el mundo sin distraernos del momento presente.

 

La propuesta es canalizar por completo nuestra atención sin darle chance a los prejuicios o los reproches qué se llevan nuestra atención. Mindfulness es catalogada una disciplina psicoterapéutica que emplea la meditación fuera del plano religioso. Además de contar con el apoyo científico de numerosos especialistas repartidos por todo el mundo.

 

En redes organizativas y empresas ha resultado positivo poner en desarrollo talleres de atención plena, permitiendo a los empleados optimizar sus capacidades creativas y de liderazgo. Un incremento en el alcance de los objetivos empresariales es evidenciables cuándo se atienden las incertidumbres de cada uno de los elementos humanos de la organización.

 

¿Cuáles son las ventajas de implementar mindfulness en empresas?

 

La meditación incrementa potencialmente nuestra inteligencia emocional. Fortaleciendo así la forma como nos relacionamos con nuestro interior y ayudándonos a comprender inteligentemente nuestras emociones. El efecto de mindfulness no sólo es visible en el plano emocional o psicológico. Diversos estudios han concluido un desarrollo fisiológico importante a nivel cerebral, modificando el córtex prefrontal y la amígdala, aumentando nuestra neuroplasticidad.

 

 

El cambio que enfrentamos a nivel cerebral tiene un efecto directo sobre cada uno de los procesos sináptico que se desarrollan en nuestra mente. Dándonos herramientas para responder eficazmente ante situaciones inesperadas que generalmente suelen ocasionar tensiones, estrés y ansiedad.

 

De cara a un entorno actual qué nos expone a un bombardeo de información constante, la distracción es latente y casi inevitable en todos los ámbitos de nuestras vidas. La meditación ha demostrado ser una práctica útil en el afinamiento de la concentración, enseñándonos a focalizar nuestra atención e incrementar nuestra capacidad para procesar información.

 

Las prácticas meditativas regulan las tensiones que desenfocan nuestra estabilidad emocional. La calma que se desprende del estado alcanzado mediante la meditación desencadena todo un espectro de ideas creativas. En consecuencia al hecho de que una mente en estado de tranquilidad, puede abrirse a un análisis más amplio de posibilidades.

 

Otro aspecto relevante a considerar es cómo la paciencia y la tolerancia aumentan con la meditación. El uso de mindfulness en el área laboral ayuda a crear ambientes de armonía y camaradería entre los empleados y una comunicación clara con jefes y líderes organizacionales. El carácter compasivo que despierta con las terapias de atención hace propicio qué las relaciones interpersonales se consoliden y fortalezcan.

 

Muchos consideran que este es el aspecto más valioso de mindfulness. Ante los desafíos que enfrenta nuestra sociedad, en una era en la que los productos y servicios representan los más grandes intereses, lo intangible ha sido legado al segundo plano. La atención plena funciona como una herramienta para mirar con nuevos ojos nuestra realidad.

 

 

Si te ha gustado este post compártelo: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone