Mindfulness empresas para enfrentar la tensión laboral y el estrés

El mundo de los negocios de hoy se enfrenta a un enemigo que crece día a día hasta apoderarse de sus organizaciones. Hablamos del estrés, un fenómeno que se origina naturalmente en nuestras mentes ante estímulos externos. Preparándonos para enfrentar situaciones inesperadas y mantenernos alerta. Entonces, si se trata de una respuesta natural ¿Por qué es catalogado algo negativo? Lo que sucede es que los niveles de estrés pueden variar y cuándo estos aumentan demasiado, pueden llevar al individuo al colapso.

La presión laboral, el exceso de trabajo, las múltiples tareas y hacer frente a nuestras complejidades internas puede llegar a presionarnos intensamente. Ante la carga emocional que el entorno genera, nuestro cuerpo reacciona liberando una alta carga hormonal. Este fenómeno sobrecarga nuestros sistemas para enfrentar los desequilibrios inesperados de manera activa.

Nuestra capacidad de reacción ha sido responsable de nuestra supervivencia desde tiempos remotos, optimizando nuestra capacidad de adaptación. De no ser por tal afinamiento cognitivo, nuestra oportunidad de sobrevivir en entornos hostiles sería nula. En el momento en el que tomamos conciencia de que nuestras demandas aumentan frente a nuestros recursos, reacciona el estrés. Cómo si se tratase de un reactivo psicológico qué afina nuestro organismo para responder eficientemente ante la situación.

Si logramos canalizar efectivamente la reacción natural de estrés, la adaptación es posible y efectiva. Sin embargo, llegados a un punto en el que la reacción se hace extrema, nuestros sistemas pueden colapsar en su totalidad. Muchas personas que han llevado al límite sus niveles de estrés presentan cuadros emocionales, mentales y físicos desfavorables. Afectando negativamente su calidad de vida y su bienestar, además de tener un pésimo efecto en su desempeño y compromisos laborales.

¿Qué solución ofrece mindfulness empresas contra el estrés laboral?

Llegado a un punto extremo, el estrés puede perpetuarse debido a la tensión de reconocerse en un estado de alerta fuera de control. Este sentimiento se transforma en un círculo vicioso sumamente tóxico para el individuo. La atención plena permite mirar con nuevos ojos la perspectiva negativa que envuelve una situación de estrés. De esta forma someter a un escrutinio sin prejuicios los problemas, hace posible la resolución eficiente y práctica.

En el ámbito empresarial el estrés es objeto de preocupaciones, debido a que su efecto es responsable de gran cantidad de bajas laborales, disminución de dedicación y bajas en la productividad. Datos de la organización mundial de la salud arrojan que un amplio incremento de demandas y accidentes laborales se deben a la tensión laboral. Esto es preocupante para la comunidad empresarial de hoy; en respuesta muchos han optado por incorporar en sus planes de formación sesiones de atención plena mediante los cuales los empleados encuentran una alternativa que relaja sus tensiones y hace la carga laboral más liviana,

Enfrentados a una situación que alcanza niveles alarmantes vemos con gran importancia la necesidad de atender este flagelo. Es preciso brindarles la oportunidad a los empleados de lidiar eficazmente con el estrés.

Si te ha gustado este post compártelo: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone