Mindfulness empresas; Una herramienta de optimización productiva

Durante los últimos diez años ha incrementado considerablemente la práctica de mindfulness en diversos sectores de la sociedad. Yendo desde el entorno clínico hasta el plano empresarial y organizacional donde su efecto ha sido sumamente positivo,

La práctica de la atención plena responde a una filosofía que podría parecer muy distante del entorno empresarial de hoy en día. Actualmente la inmediatez y la velocidad en la ejecución de las tareas laborales son la orden del día. Claramente ante este enfoque de negocios actual, encontrar un sitio para establecer una filosofía que se concentra en la observación y la calma parece descabellado.

Sin embargo mindfulness empresarial surge como una herramienta en la gestión del entorno laboral e institucional actual, cambiante y veloz. La meditación faculta a empleados de todas las áreas y a colaboradores a gestionar sus plazas de trabajo haciendo frente a la presión. El enfoque de mindfulness promueve el control de estados como la ansiedad y el estrés. Lo que nos ayuda a afrontar efectivamente los cambios y los procesos inesperados. Además de ayudar en la construcción de relaciones interpersonales directas y positivas para la construcción de esferas laborales armónicas.

Las empresas y las organizaciones se comprenden de personas que trabajan de la mano en pro de un objetivo común. Por ende es preciso un enfoque para mejorar el bienestar personal y laboral de cada elemento humano.

Organizaciones y empresas con mindfulness

La mala gestión del estrés, la ausencia de autorregulación emocional, el descontrol de la conducta o las dificultades para comunicarnos y relacionarnos, la falta de motivación, la distracción y la dificultad a la hora de tomar decisiones son parte de los retos que enfrentan las empresas y organizaciones actualmente.

Existen amplios beneficios en la práctica de mindfulness y científicamente estos han sido constatados. Tanto a nivel psicológico como físico la meditación tiene un efecto positivo en cualquier faceta de nuestra sociedad actual. En el área profesional ha demostrado ser una herramienta útil en la búsqueda de la realización personal.

El efecto que mindfulness tiene a nivel neurológico supone una revolución en la forma como nuestras mentes operan. Según estudios científicos la atención plena incide notoriamente en la neuroplasticidad y nuestras capacidades. Facultándonos para observar en profundidad las experiencias, las emociones y los pensamientos que nos abordan de manera objetiva.

Los procesos mentales automáticos disminuyen considerablemente con mindfulness, ya que los patrones cognitivos que construimos basados en experiencias pasadas son aislados cuando estamos conectados y ubicados en el presente. Estos pensamientos pasados imposibilitan la capacidad de responder creativamente ante situaciones inesperadas; negándonos la oportunidad de responder eficazmente a los retos actuales. Mindfulness aumenta la conciencia y nos ayuda a regular los sistemas de respuesta automáticos, construyendo un nuevo sistema de respuesta basado en la adaptación.

De forma secundaria existe toda una serie de procesos que se realizan y regulan nuestras capacidades tales como:

  • Una disminución en los procesos considerados rumiativos
  • Aumento de la empatía y la capacidad de relacionarnos con otros.
  • Incremento en las opciones de respuesta ante situaciones inesperadas.
  • Mayor conexión emocional y su regulación.
  • Persistencia y seguridad qué mejora la forma como nos percibimos a nosotros mismos.

Tras la práctica todos estos procesos se incrementan, aportando claridad a los individuos y mejorando su calidad de vida, su bienestar y su desempeño laboral. Lo que se traduce en desarrollo y aumento de la productividad en las organizaciones.

 

Puedes ver nuestra formación de mindfulness en empresas

Si te ha gustado este post compártelo: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone