Centro Mindfulness Madrid https://centromindfulnessmadrid.com Fri, 03 Apr 2020 14:51:50 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.2.5 https://centromindfulnessmadrid.com/wp-content/uploads/2016/10/cropped-centro-mindfulness-favicon-32x32.png Centro Mindfulness Madrid https://centromindfulnessmadrid.com 32 32 Efecto del estrés crónico en la salud: progresos en psico-oncología https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/30/efecto-del-estres-cronico-en-la-salud-progresos-en-psico-oncologia/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/30/efecto-del-estres-cronico-en-la-salud-progresos-en-psico-oncologia/#respond Mon, 30 Mar 2020 10:07:46 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8354 Introducción Hoy revisamos el concepto de estrés. Existe un gran número de avances multidisciplinarios elaborados durante la década de los 80, por Lazarus y Folkman, que confirman la relación entre el cerebro y los sistemas nervioso, inmune y endocrino en el crecimiento de enfermedades. Hacemos un estudio de la idea actual del estrés y una […]

La entrada Efecto del estrés crónico en la salud: progresos en psico-oncología se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Introducción

Hoy revisamos el concepto de estrés.

Existe un gran número de avances multidisciplinarios elaborados durante la década de los 80, por Lazarus y Folkman, que confirman la relación entre el cerebro y los sistemas nervioso, inmune y endocrino en el crecimiento de enfermedades.

Hacemos un estudio de la idea actual del estrés y una descripción de su efecto sobre los sistemas endocrino e inmune.

Se indica el impacto negativo del estrés crónico en el proceso del cáncer y menciona al programa de Reducción de Estrés Basado en Mindfulness como una forma de intervención biopsicosocial primaria para contrarrestar los efectos dañinos del estrés crónico en el campo de la psico-oncología.

Analistas interesados en la respuesta emocional del estrés marcan su interés en eventos estresantes de carácter universal. Destacan situaciones de estrés que por regla general afectan psicológicamente a una gran mayoría de personas.

Con la información de este artículo, queremos hacer una mención al estrés en sus distintas formas y conceptualizaciones, sus interacciones con los sistemas nervioso, endocrino e inmune y sus efectos sobre la salud del individuo, con intensidad en el campo de la psico-oncología y basándonos en la literatura científica que existe disponible actualmente.

Efecto del estrés sobre el sistema inmune

La respuesta fisiológica del estrés, fue descrita en un principio por Walter Cannon en 1915, al referirse a la respuesta del animal dentro del laboratorio de experimentos ante una situación de amenaza externa.

Cannon aclara que esta respuesta fisiológica del estrés nos permite reactivarnos ante un caso de emergencia con todo nuestro potencial físico, vencer el peligro, y lograr un proceso de adaptación frente a las circunstancias que nos rodea.

Esta noción de homeostasis fue la idea matriz en el modelo de estrés descrito por Cannon en 1932, refiriéndose a la estabilidad de los sistemas fisiológicos que mantienen la vida.

Selye fundamentó el síndrome de adaptación general como una respuesta fisiológica en tres fases. La primera, llamada Reacción de Alarma, en la cual las glándulas adrenales producen adrenalina y cortisol con la finalidad de actualizar la homeostasis.

Esta actualización de la homeostasis inicia la segunda fase denominada Resistencia, en la cual la adaptación del organismo llega a un estado inmejorable.

Si el estresor se mantiene, comienza una tercera fase conocida como Agotamiento, en la que el organismo se aleja del proceso de adaptación y termina en la enfermedad o muerte.

Los nuevos testimonios producidos por proyectos científicos en neuroendocrinología y psiconeuroinmunología en el siglo XXI, nos permite entender con mayor claridad la respuesta fisiológica del estrés y las interacciones multidireccionales entre los sistemas endocrino, nervioso e inmune, y sus consecuencias en la salud del individuo (Steinman, 2004).

Está demostrado científicamente de que el estrés libera otros factores y hormonas neuroendocrinas que normalizan el sistema inmune.

Estilo de vida y estrés crónico

Dentro del estudio del estrés, es normal encontrar literatura científica y descripción de la respuesta fisiológica del estrés y la respuesta emocional del estrés.

El nuevo prototipo en el estudio del estrés incluye la respuesta de comportamiento del estrés, en la medida que se toma en consideración el estilo de vida de la persona y el medio ambiente en el cual se desenvuelve.

El estilo de vida del individuo y el medio ambiente son factores mediadores en el curso de cronicidad del estrés.

Nuestro comportamiento nos puede ayudar a elegir un estilo de vida saludable que beneficie a la reducción del estrés y lograr un buen nivel de calidad de vida.

También existe la opción de asumir un estilo de vida que contribuye a disfrutar un mayor grado de estrés y desarrollar un patrón conductual caracterizado por reacciones emocionales y síntomas de estrés crónico, como el consumo de alcohol, tabaco, calorías y grasas saturadas, falta de entrenamiento físico, largas horas de trabajo, aislamiento, etc.

El cerebro no tiene solamente un enorme control sobre el sistema nervioso, endocrino e inmune en la regulación de neurotransmisores, glucocorticoides, hormonas y citoquinas, sino sobre el comportamiento de la persona y su medio ambiente.

Craig Venter, biólogo genético, asegura que nuestra biología es originaria de las complicadas interacciones de todas las células y proteínas interactuando conjuntamente con factores ambientales, y no guiadas necesariamente del código genético.

Describe claramente la importancia de los factores ambientales en el proceso de consecución de la enfermedad.

Enfermedad y estrés crónico

Investigaciones recientes en psiconeuroinmunología y neuroendocrinología verifican la necesidad de reevaluar los modelos conceptuales tradicionales sobre el estrés.

Es vital establecer que el modelo cognitivo del estrés percibido tiene un correlato permanentemente fisiológico en el lóbulo frontal del cerebro, por lo que hay que reconocer que la experiencia del estrés comienza en el cerebro, afecta al cerebro y al resto de los sistemas que conforman nuestro organismo (McEwen, 1998; Sapolsky, 1996).

Podemos asegurar que el cerebro es el órgano central de la respuesta psicológica, fisiológica y de comportamiento del estrés. La idea de la persona como componente cognitivo proyectado en el lóbulo frontal del cerebro determina lo que denominamos “estresante”.

Además de esto, investigaciones realizadas en neuroendocrinología demuestran que, cuando la respuesta del estrés se altera en una evolución crónica, esta respuesta ayuda el inicio de un estado de distrés emocional en donde se observa un desmesurado uso insuficiente de corticoesteroides, hormonas y catecolaminas por parte de los ejes neuroendocrinos (McEwen, 2007).

El progreso de la ciencia en el área de la psiconeuroinmunoendocrinologia, ha permitido un buen entendimiento acerca de la envergadura del ambiente social y estilos de vida como factores mediadores del impacto negativo del estrés crónico en la salud mental y física de las personas.

Este efecto negativo favorece el desarrollo de un gran número de enfermedades de carácter sistémico, como la inflamación crónica, fibromialgia, la artritis reumatoide, la fatiga de las glándulas suprarrenales, las enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, obesidad, cáncer, asma, depresión, y otras enfermedades inmunosupresoras.

El daño de la salud es el resultado del desarrollo permanente de comunicación multidireccional a través del cerebro, sistema nervioso autónomo, el sistema endocrino y el sistema inmune (Taub, 2008).

Estos cuatro sistemas están organizados para defender el organismo con la finalidad de conseguir un equilibrio homeostático ante una situación aguda de estrés; en cambio, son estos mismos sistemas los que ayudan a crear un desbalance bioquímico durante la experiencia de estrés crónico.

Mindfulness en la Psicooncología y estrés crónico

El diagnóstico de padecer cáncer es una emoción devastadora, en el que los síntomas de distrés emocional y estrés se agudizan con la evolución de diagnóstico y comienzo de tratamientos como la cirugía, la radioterapia y quimioterapia.

El efecto emocional del cáncer y el rigor de sus tratamientos afecta sin lugar a dudas en la calidad de vida del paciente y su familia, alargando estos impedimentos por periodos muy extensos.

Estudios científicos demuestran que las variables psicosociales durante las fases de diagnóstico y tratamiento del cáncer son elementos vitales para conservar niveles adecuados en la calidad de vida del paciente y su familia, de ahí la importancia en la reiteración de ofrecer un programa de intervención biopsicosocial a estos pacientes en los estadios más tempranos del proceso de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Una de las interrogantes planteadas en relación al estrés crónico debe ser contestada en base a un modelo terapéutico y terapias integrales que fomenten el bienestar y aminoren los niveles de distrés emocional en pacientes con cáncer.

El curso de afrontamiento del estrés crónico en psico-oncología incluye la participación en actividades que promueven un estilo de vida saludable y mejora la calidad de vida del enfermo.

Una dieta sana, programación de ejercicios físicos y técnicas que facilitan la respuesta de relajación son fundamentales y de gran necesidad.

La práctica de tomar conciencia y prestar atención, Mindfulness, a los síntomas de distrés emocional que el paciente con cáncer experimenta, ayuda al trabajo terapéutico y los cambios en el estilo de vida del individuo.

Por todo ello, el programa de Reducción de Estrés Basado en Mindfulness (MBSR), ha ganado un gran nivel de aprobación en el campo de la medicina y la psico-oncologia.

El propósito de esta técnica es preparar a la persona en la respuesta de relajación, rebajar los niveles de estrés crónico y cambiar los patrones de conducta autodestructivos.

Del mismo modo, desarrollar un estilo de vida sano con la intención de promover la calidad de vida del paciente.

Mindfulness permite una mejor relación de los síntomas físicos, emocionales y de comportamiento que caracterizan los estados de estrés crónico.

MBSR es a día de hoy uno de los tratamientos cognitivos de mayor desarrollo y aceptación en los Estados Unidos y en Europa, no solo para el manejo del distrés emocional originado por el diagnóstico de cáncer, sino para lograr un beneficio inmunológico y neuroendocrino que promuevan el re-establecimiento de la salud y ayuden a un mejor control de los síntomas causados por los procesos del cáncer.

Aparte de esto, la terapia cognitiva basada en Mindfulness (MBCT), nos permite socorrer a pacientes con cáncer que vienen notando niveles muy elevados de depresión y contrarrestar la recurrencia de esta enfermedad.

Los beneficios terapéuticos del programa MBSR en pacientes con cáncer han sido demostrados científicamente, y en base a investigaciones realizadas durante la última década.

Bishop (2002), corroboró que el programa MBSR es eficiente en conseguir que los pacientes ejercitados puedan manejar de forma correcta sus niveles de distrés emocional y reacciones somáticas frente a situaciones de estrés diario.

Speca y colaboradores (2000), manifestaron que MBSR fue efectivo en dismiuír síntomas de distres emocional, en comparación al grupo de control.

Conclusiones

El efecto emocional del cáncer y la dureza de sus tratamientos afecta de manera reveladora la calidad de vida del paciente y su familia.

Pacientes que reciben el diagnóstico de cáncer contienen niveles elevados de distrés emocional y estrés crónico, lo cual es irritado por los severos tratamientos.

Es importante establecer que el estado de estrés crónico posibilita estilos de vida poco sanos que solamente ayudan a deteriorar la situación de estrés.

Esta forma personal de tomar conciencia nos permite un mayor y profundo entendimiento de nuestras propias vivencias y obstáculos.

Manejar el estrés crónico a través de la práctica de Mindfulness, permite aprender a relajarnos, así como un entendimiento de una manera más intensa sobre los síntomas emocionales, fisiológicos y comportamentales que caracterizan los estados de este tipo de estrés.

En Centro Mindfulness Madrid te ayudamos a aprender esta técnica de relajación y bienestar.

La entrada Efecto del estrés crónico en la salud: progresos en psico-oncología se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/30/efecto-del-estres-cronico-en-la-salud-progresos-en-psico-oncologia/feed/ 0
Prevención de recaídas o recurrencias en la depresión mayor mediante terapia cognitiva fundamentada en la atención plena https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/23/prevencion-de-recaidas-o-recurrencias-en-la-depresion-mayor-mediante-terapia-cognitiva-fundamentada-en-la-atencion-plena/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/23/prevencion-de-recaidas-o-recurrencias-en-la-depresion-mayor-mediante-terapia-cognitiva-fundamentada-en-la-atencion-plena/#respond Mon, 23 Mar 2020 10:48:43 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8338 Introducción Esta investigación analizó la terapia cognitiva fundamentada en la atención plena MBCT, una operación en grupo planteada para preparar a pacientes con depresión recurrente, y recuperados para desconectarse del pensamiento depresivo y activado por disforia que puede conciliar la recaída o la recurrencia. Personas con depresión recurrente recuperadas fueron asignadas aleatoriamente para continuar con […]

La entrada Prevención de recaídas o recurrencias en la depresión mayor mediante terapia cognitiva fundamentada en la atención plena se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Introducción

Esta investigación analizó la terapia cognitiva fundamentada en la atención plena MBCT, una operación en grupo planteada para preparar a pacientes con depresión recurrente, y recuperados para desconectarse del pensamiento depresivo y activado por disforia que puede conciliar la recaída o la recurrencia.

Personas con depresión recurrente recuperadas fueron asignadas aleatoriamente para continuar con el tratamiento habitual o, aparte, recibir MBCT.

La recaída a la depresión mayor se examinó durante un período de preparación de 60 semanas. Para pacientes con 3 o más episodios previos de depresión, la MBCT rebajó notablemente el riesgo de recaída o recurrencia.

Para pacientes con solo 2 episodios previos, la MBCT no redujo la recaída o recurrencia. MBCT ofrece un prometedor enfoque psicológico rentable para prevenir la recaída o recurrencia en personas con depresión recurrente recuperadas.

La “prevención de recaídas basada en mindfulness” (MBRP)

Es un proyecto que integra técnicas de meditación de “consciencia plena” con la tradicional prevención de recaídas (RP).

La RP habitual es una intervención cognitivo conductual elaborada para ayudar a prevenir y controlar las recaídas de pacientes que estén siguiendo un tratamiento por problemas de conducta de adicciones.

De forma parecida, la MBRP está trazada como programa de postratamiento para fijar los progresos logrados en el tratamiento de pacientes externos, así como para beneficiar un estilo de vida responsable en los sujetos en recuperación.

La mayor parte de esta investigación se ha inspirado en el descubrimiento de lo que se ha dado en llamar el “camino intermedio”, o sea, una balanza entre la permisividad nociva y la rígida renuncia así como la autocompasión y la autodisciplina.

La terapia aversiva consiste en un recurso que se establece para modificar el impulso a consumir en una respuesta de rechazo marcada por la tendencia a evitar o huír del malestar ligado, con la finalidad de suprimir la tendencia a beber o a tomar drogas.

Se ha comprobado que los pacientes, bajo terapia aversiva, presentan una mayor posibilidad de recaída a largo plazo, así como el hecho de incorporar habilidades de Mindfulness fundamentadas en los principios de la autocompasión y la aceptación de todas las vivencias, que pueden tener más éxito que los enfoques aversivos para reducir el riesgo de recaídas.

La práctica de la captación consciente facilita medios eficaces y correctos para conseguir un cambio rápido e intencional al tiempo que marca la amabilidad y la flexibilidad.

Por regla general, los adictos sienten una gran culpabilidad y pudor por su consumo de alcohol y de drogas y no suelen buscar tratamiento de forma voluntaria debido a su miedo a ser rechazados.

Pero muchas de estas personas terminan o forzados a buscarse un tratamiento, o encarcelados como consecuencia de algún delito relacionado con las drogas. Tales consecuencias no hacen sino aumentar su propio estigma.

Los adictos acaban por creer que no pueden hacer frente a determinadas etapas de estrés, como sentir enfado, relacionarse con compañeros de consumo o soportar la amenaza de ser valorados negativamente.

Psicología budista

La psicología budista proporciona una beneficiosa vía de recuperación que ofrece medios alternativos y quizás complementarios de superar las conductas adictivas.

Según Jon Kabat-Zinn, mindfulness es una manera de prestar atención, de manera intencionada, al momento presente, sin emitir ningún tipo de juicio.

Nuestro objetivo al adaptar la atención consciente en el sector clínico es ayudar a los pacientes con conductas adictivas a que vean las cosas “tal como son”, en lugar de centrarse en el futuro.

La psicología budista pone especial interés en sentir, reconocer y aceptar el malestar cuando surja y en entender la experiencia en toda su profundidad en lugar de intentar librarse de ella.

Por consiguiente, es un enfoque caritativo, que acentúa la aceptación y el mostrarse abierto más que la culpabilidad, la censura y la vergüenza por la propia conducta.

La práctica de mindfulness también beneficia el darse cuenta de la naturaleza cambiante de las cosas: nuestras mentes, cuerpos y entornos se encuentran en un estado de constante cambio.

Conclusiones

En nuestro trabajo por reconocer situaciones de alto riesgo, descubrimos que, aunque puede haber implicada una gran variedad de factores mediadores subyacentes, lo que resulta más importante es la percepción subjetiva del riesgo, por parte del propio paciente.

Una situación de alto riesgo se define como aquella que supone una amenaza al sentido de la percepción del propio control y aumenta el riesgo de una posible recaída.

En Centro Mindfulness Madrid te enseñamos a conocer los beneficios de la meditación.

La entrada Prevención de recaídas o recurrencias en la depresión mayor mediante terapia cognitiva fundamentada en la atención plena se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/23/prevencion-de-recaidas-o-recurrencias-en-la-depresion-mayor-mediante-terapia-cognitiva-fundamentada-en-la-atencion-plena/feed/ 0
Mindfulness para la cuarententa https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/21/mindfulness-para-la-cuerententa/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/21/mindfulness-para-la-cuerententa/#respond Sat, 21 Mar 2020 11:30:47 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8330 Buenos días, nos ponemos en contacto para comunicaros los nuevos días/horarios que hemos establecido para nuestros encuentros gratuitos.  A continuación os dejamos toda la información de horarios. Simplemente haz clic en el enlace a la hora de la reunión y podrás descargarte y utilizar la plataforma Zoom. Nuevos horarios de ENCUENTROS MINDFULNESS para la próxima semana: MARTES 7 DE […]

La entrada Mindfulness para la cuarententa se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Buenos días, nos ponemos en contacto para comunicaros los nuevos días/horarios que hemos establecido para nuestros encuentros gratuitos.  A continuación os dejamos toda la información de horarios.

Simplemente haz clic en el enlace a la hora de la reunión y podrás descargarte y utilizar la plataforma Zoom.

Nuevos horarios de ENCUENTROS MINDFULNESS para la próxima semana:


  • MARTES 7 DE ABRIL || 17:30-18:00

Unirse a la reunión Zoom https://zoom.us/j/109809018 ID de reunión: 109 809 018

  • MIÉRCOLES 8 DE ABRIL || 17:30-18:00

Unirse a la reunión Zoom https://zoom.us/j/172091412 ID de reunión: 172 091 412

  • JUEVES 9 DE ABRIL || 17:30-18:00


Unirse a la reunión Zoom https://zoom.us/j/164999417 ID de reunión: 164 999 417

  • VIERNES 10 DE ABRIL || 13:00-13:30


Unirse a la reunión Zoom https://zoom.us/j/358319639 ID de reunión: 358 319 639

Daros las gracias por la buena acogida que está teniendo esta iniciativa, sin vuestra participación esto no podría ser. Muchas gracias

La entrada Mindfulness para la cuarententa se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/21/mindfulness-para-la-cuerententa/feed/ 0
¿Cuáles son los cambios endocrinológicos que produce el Mindfulness? https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/16/cuales-son-los-cambios-endocrinologicos-que-produce-el-mindfulness/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/16/cuales-son-los-cambios-endocrinologicos-que-produce-el-mindfulness/#respond Mon, 16 Mar 2020 09:03:40 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8315 Introducción El cortisol es uno de los registradores biológicos más relacionados con el estrés y una de las medidas que se ha recomendado evaluar para determinar la eficiencia de las operaciones basadas en el mindfulness. En un individuo que padece estrés, el programa MBSR tiene efectos muy beneficiosos en la respuesta endocrina y cardiovascular, concretamente […]

La entrada ¿Cuáles son los cambios endocrinológicos que produce el Mindfulness? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Introducción

El cortisol es uno de los registradores biológicos más relacionados con el estrés y una de las medidas que se ha recomendado evaluar para determinar la eficiencia de las operaciones basadas en el mindfulness.

En un individuo que padece estrés, el programa MBSR tiene efectos muy beneficiosos en la respuesta endocrina y cardiovascular, concretamente reduciendo los niveles de cortisol durante una situación de estrés agudo. En comparación con el grupo control, en el grupo MBSR se observa, en la postintervención, una bajada de la presión sanguínea tanto diastólica como sistólica.

El grupo MBSR muestra modificaciones de presión relacionados con la situación de estrés más pequeños en la postintervención, en comparación con el grupo control.

En una actual revisión sistemática de nuestro grupo (Sanada y cols., 2016), se han investigado cinco ensayos controlados aleatorizados (klatt y cols., 2009; Oken y cols., 2010; Jensen y cols., 2012; Flook y cols., 2013; Rosenkranz y cols., 2013), con la finalidad de observar el efecto del mindfulness en el nivel de cortisol en la saliva en muestras de personas adultas sanos.

Todos estos ensayos fueron realizados en condiciones estándares, sin que el cortisol fuera medido solamente durante los episodios de estrés. Los resultados presentan un efecto relativamente bajo de las intervenciones basadas en el mindfulness en el beneficio del estado de salud relacionado con el nivel de cortisol.

Existe una variación moderada por la asociación notada entre el tamaño del efecto y las edades de los participantes, el número de sesiones de mindfulness, y las horas totales de las operaciones basadas en esta técnica.

El objetivo del estudio de Oken y su equipo (2017), fue contemplar si el mindfulness podría tener un efecto positivo desde un punto de vista cognitivo, de la salud mental y fisiológico en una muestra de adultos mayores con estrés, en edades de 50 a 85 años. Los resultados enseñan que el mindfulness no produce efectos en el rendimiento cognitivo ni en parámetros fisiológicos, incluyendo el cortisol.

Sin embargo, hubo una mejoría notable con respecto a los autoinformes usados en el estudio, que incluían regular el estrés y los sentimientos negativos.

En otro estudio (Lindsay y cols., 2017), la finalidad de los investigadores era comprobar si la aceptación era un componente fundamental del mindfulness para aminorar los efectos relacionados con el estrés, usando una versión modificada del Trier Social Stress Test.

Los resultados demuestran en personas estresadas que el grupo que ha seguido las quince sesiones de aceptación más monitorización, ha rebajado los efectos en relación con el estrés tanto en la presión sanguínea como en el cortisol, en comparación con el grupo que recibió un entrenamiento solo de monitoreo.

Los resultados concretan que la aceptación es un componente esencial del mindfulness para conciliar los efectos del estrés.

Otro proyecto se basa en si el mindfulness puede moderar los efectos negativos durante discusiones entre parejas heterosexuales a nivel neuroendocrino (Laurent y cols., 2016).

Los resultados muestran que, elevados niveles de mindfulness producen, en una discusión, donde las parejas pueden tener una conducta de retirada o una conducta negativa, se produzca una pronta recuperación del cortisol o, por lo menos, la separación de una lenta recuperación del cortisol, asociadas a menudo con este comportamiento.

En concreto, se ha comprobado que en mujeres, un componente alto de actitud del mindfulness, presente durante una disputa donde la pareja tiene una conducta intensa, se vincula a una recuperación rápida del cortisol, mientras que en los hombres, la presencia de un componente alto de atención de mindfulness, templa los efectos, sobre la recuperación de cortisol, de la conducta de retirada de la pareja.

Otra investigación realizada por Lay y su equipo (2015), en una muestra de adultos sanos divididos en un grupo de relajación y un grupo que ejercía la compasión basada en la conciencia de la meditación, se comprobó si la conciencia podría ocupar un papel que mediara en el nivel de cortisol y en la actividad del estado de reposo, en concreto en las regiones cerebrales susceptibles al cortisol, o sea, la corteza prefrontal y el hipocampo.

Los resultados nos demuestran que hay una correlación negativa entre los cambios del nivel de cortisol y la conciencia, y entre las modificaciones en el nivel de cortisol en el plasma y los cambios de homogeneidad regional (ReHO) del hipocampo derecho y de los lóbulos frontal e ínsula anterior izquierda.

Se ha advertido que la conciencia aplaca la asociación negativa entre cortisol y la ReHO en el hipocampo izquierdo.

Estos descubrimientos sugieren que las operaciones dirigidas a rebajar los niveles de cortisol y renovar el nivel de conciencia pueden elevar la ReHO del hipocampo izquierdo, lo que puede derivar a una mejoría cognitiva.

Estas consecuencias pueden ser provechosas no solo para las personas con deterioro cognitivo leve, sino para diagnósticos más graves, como la enfermedad de Alzheimer o el trastorno depresivo mayor.

En Centro Mindfulness Madrid te ayudamos a aprender meditación.

La entrada ¿Cuáles son los cambios endocrinológicos que produce el Mindfulness? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/16/cuales-son-los-cambios-endocrinologicos-que-produce-el-mindfulness/feed/ 0
Conoce los cambios que produce Mindfulness en las pruebas de Neuroimagen cerebral https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/09/conoce-los-cambios-que-produce-mindfulness-en-las-pruebas-de-neuroimagen-cerebral/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/09/conoce-los-cambios-que-produce-mindfulness-en-las-pruebas-de-neuroimagen-cerebral/#respond Mon, 09 Mar 2020 10:21:59 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8301 Son diversos los cambios en el cerebro que se exponen en las pruebas de neuroimagen que produce el mindfulness. Hemos reducido algunos de los principales. Comenzamos con la red neuronal, porque ha sido uno de los descubrimientos más destacados en este campo. Después, identificamos las modificaciones sobre la base de la prueba de imagen específica […]

La entrada Conoce los cambios que produce Mindfulness en las pruebas de Neuroimagen cerebral se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Son diversos los cambios en el cerebro que se exponen en las pruebas de neuroimagen que produce el mindfulness. Hemos reducido algunos de los principales. Comenzamos con la red neuronal, porque ha sido uno de los descubrimientos más destacados en este campo. Después, identificamos las modificaciones sobre la base de la prueba de imagen específica usada.

Red neuronal por defecto

A pesar de la importancia de la red neuronal por defecto en los estudios de neuroimagen, su función precisa no está bien descrita. Esta red comprende un conjunto de regiones del cerebro que son activadas durante las tareas pasivas, que muestran una relación intrínseca funcional y son conectadas por proyecciones anatómicas.

Ha sido ligada con el patrón de actividad que se observa en tareas que involucran memoria autobiográfica, autojuicios, dilema moral y pensamientos prospectivos, entre otras.

El subsistema del lóbulo temporal medial facilita información de experiencias pasadas en forma de memorias y asociaciones, que son los cimientos de la simulación mental.

El subsistema prefontal medial posibilita el uso flexible de esta información durante la construcción de simulaciones mentales relevantes para uno mismo.

Estos dos subsistemas convergen en importantes nodos de integración, incluyendo el córtex cingulado ventral posterior.

Los estudios de neuroimagen han investigado los cerebros de personas con y sin experiencia en meditar. Durante los primeros veinte minutos, dentro de la resonancia magnética, tenían pensamientos espontáneos, y en los siguientes veinte minutos desarrollaron una tarea simple: meditación en la respiración.

En cuanto comenzaron con el mindfulness en la respiración, la actividad del córtex prefrontal medial decreció en todos los participantes.

En las personas que no tenían experiencia en meditación, este proceso ocurrió minutos después que en los meditadores con experiencia (Hölzel y cols., 2007). La meditación puede reforzar sentimientos positivos, en concreto benevolencia y compasión.

Resonancia magnética funcional

Se considera que los cuatro mecanismos de acción del mindfulness son (Hölzel y cols., 2011): la conciencia del cuerpo, la regulación de la atención, la regulación de las emociones y la modificación en la percepción de uno mismo.

De esta manera, el área subyacente a la regulación de la atención es el córtex cingulado anterior, la ínsula es la principal área involucrada en la conciencia del cuerpo y de sí mismo, y el córtex prefrontal se estudia en el contexto de la regulación emocional.

Uno de los primeros estudios (Lazar y cols., 2000), abordó las modificaciones neuronales durante la práctica de atención, sostenida con meditadores experimentados centró su atención en generar nombres de animales.

En investigaciones más recientes (Hölzel y cols., 2007), meditadores con experiencia, fueron comparados con sujetos control. Los participantes realizaron dos tareas, una donde las personas se centraban en la respiración y otra en la que hacían cálculos aritméticos.

Estos estudios sugieren que el córtex cingulado se activaría con un alto nivel de entrenamiento de atención, pero se demostró que cuanto mayor es la experiencia en meditación, menor esfuerzo hay que hacer al meditar, por lo que la activación de esta área puede reducirse.

Diferentes investigaciones han identificado la ínsula como la principal estructura involucrada (Farb y cols., 2010); Grant y cols., 2010) y como una de las regiones con más compromiso en la interocepción.

Los meditadores con experiencia muestran una mayor densidad y motivación de las regiones cerebrales relacionadas con la atención y la conciencia del cuerpo. Una revisión reciente (Khoury y cols., 2013), reseñó hasta diecisiete estudios en los que se investiga el potencial terapéutico de la atención plena en el dolor, confirmando su eficacia.

Otro estudio (Grant y cols., 2011) muestra que los meditadores Zen tienen umbrales de sensibilidad al dolor más altos que las personas que no meditan. Aquí es donde la regulación entra como una característica básica de la meditación (Hölzel y cols., 2011), ya que la activación reducida de algunas áreas cerebrales y la disminución de su conectividad sería la causa de esto.

Neuroimagen morfométrica

Una de las obras precursoras en este campo (Lazar y cols., 2005) supo que los meditadores con una media de siete-nueve años meditando cuarenta minutos al día, mostraban un aumento del grosor cortical en la ínsula, corteza somatosensorial, áreas frontales y corteza visual y auditiva en comparación con sujetos sin experiencia en meditar.

Estas investigaciones proporcionan la certeza de que la ínsula está comprometida en el funcionamiento y en el manejo de las emociones (Critchley y cols., 2004).

Al mismo tiempo, pueden arrojar luz sobre tratamientos futuros para enfermedades que involucran déficits de atención.

La idea de que la meditación puede producir tales cambios está demostrada por estudios que muestran diferencias estructurales después del entrenamiento mental a corto plazo las habilidades de razonamiento y la memoria de trabajo.

Pero repetimos, la evidencia de meditación como factor casual sigue siendo muy restringida en los cambios estructurales en el cerebro.

Imagen de tensor difusión

Las modificaciones microestructurales en la sustancia blanca pueden mostrarse mediante imágenes de tensor difusión. Este método investiga la difusión de protones en el tejido, el cual está más limitado en la sustancia blanca que en la gris.

Luders y su equipo (2011), demostraron una conectividad estructural emitida en todo el cerebro dentro de las principales vías de proyección, las vías comisurales y las vías de asociación en los meditadores en comparación con los controles.

Una investigación anterior verificó que cuatro semanas de entrenamiento integral cuerpo-mente (IBMT), ayudaron a mejorar la anisotropía fraccional en varias áreas cerebrales implicadas en la comunicación hacia y desde la corteza cingulada anterior, incluyendo el cuerpo calloso y el anterior y superior, y la corona radiada.

Debemos considerar estos datos con cautela porque el descubrimiento de que tan poco entrenamiento puede resultar en cambios estructurales tan intensos ha generado una controversia importante.

En un proyecto de nuestro equipo de investigación (Fayed y cols., 2013), los meditadores enseñaron una difusividad media menor, o sea, coeficiente de difusión aparente, en la sustancia blanca parietal izquierda que los controles, y la difusividad media se correlacionó con tiempo dedicado a meditar.

También se mostró una correlación negativa entre el coeficiente de difusión aparente inferior en la sustancia blanca parietal posterior izquierda y los años meditando.

Por consiguiente, la autorregulación mejorada después de la meditación puede estar mediada por la mayor eficiencia de comunicación entre el lóbulo parietal posterior izquierdo y otras áreas cerebrales.

Conclusiones

Las regiones del cerebro implicadas en la meditación son las que se relacionan con la introspección y metaconciencia, conciencia corporal exterocéptica e interoceptiva, consolidación de la memoria y reconsolidación (hipocampo), regulación del yo y emociones y orbitofrontal, y finalmente, comunicación intra e interhemisférica.

En Centro Mindfulness Madrid te enseñamos a meditar.

La entrada Conoce los cambios que produce Mindfulness en las pruebas de Neuroimagen cerebral se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/09/conoce-los-cambios-que-produce-mindfulness-en-las-pruebas-de-neuroimagen-cerebral/feed/ 0
Mindfulness produce cambios en la función respiratoria y cardíaca. ¿Cuáles son? https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/02/mindfulness-produce-cambios-en-la-funcion-respiratoria-y-cardiaca-cuales-son/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/02/mindfulness-produce-cambios-en-la-funcion-respiratoria-y-cardiaca-cuales-son/#respond Mon, 02 Mar 2020 10:22:50 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8273 Introducción y bases biológicas Las personas sanas tienen una simetría entre el sistema nervioso simpático y parasimpático, y así poder regular el funcionamiento del corazón. En reposo, el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de reducir la frecuencia cardíaca (FC), predomina por lo que la FC media es de 75 latidos por minuto. Por […]

La entrada Mindfulness produce cambios en la función respiratoria y cardíaca. ¿Cuáles son? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Introducción y bases biológicas

Las personas sanas tienen una simetría entre el sistema nervioso simpático y parasimpático, y así poder regular el funcionamiento del corazón. En reposo, el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de reducir la frecuencia cardíaca (FC), predomina por lo que la FC media es de 75 latidos por minuto.

Por el contrario, el simpático la eleva. El corazón sano no es un metrónomo, y fluctuaciones de 100 milisegundos en la secuencia de los latidos ocurren de forma natural. La regulación psicológica y fisiológica del corazón no descansa y no es estática.

Un funcionamiento sano consiste en una variación constante y dinámica. El ritmo del corazón en descanso es variable, no monótono.

La versatilidad de la frecuencia cardiaca (VFC), la definimos como la variación espontánea, latido a latido, de la FC; es una medida de la actividad neurovegetativa y de la función autonómica del corazón que indica las fluctuaciones de la FC sobre un período determinado de tiempo examinando los latidos cardíacos.

La FC refleja la capacidad del sistema nervioso autónomo de acomodar la FC a los factores afectivos, cognitivos, ambientales y conductuales.

Los estudios confirman que las personas con elevada VFC ofrecen emocionales más adecuadas al contexto (Thayer y cols., 2012) y normalizan la adaptación de la FC frente a las demandas extraordinarias y rutinarias.

La VFC transmite la capacidad del sujeto para gestionar sus emociones (Geisler y cols., 2010) y es un aspecto fundamental de la flexibilidad psicológica (Kashdan y Rottenberg, 2010).

Las investigaciones demuestran que la VFC está restringida en pacientes con ansiedad y depresión (Kemp y cols., 2012) y en aquellos con trastornos maníacos (Faurholt-Jepsen y cols., 2016), aunque no sufran una enfermedad cardiovascular.

Constituye un marcador en estados de dependencia del alcohol (Quintana y cols., 2013). Por el contrario, el incremento de la VFC se relaciona con el bienestar psicológico (Kemp y Quintana, 2013) y con la simplificación del afecto negativo (Boehm y Kubzansky, 2012).

Las personas con mayor bienestar psicológico tienen mayor VFC en descanso, mientras que las que tienen malestar psicológico muestran una baja VFC en el mismo estado.

Mindfulness y variabilidad de la frecuencia cardíaca

Hay una gran convicción de que variables psicológicas como los niveles de mindfulness están relacionadas con la salud cardíaca y la función autonómica.

Las consecuencias producidas por la meditación no pueden ser explicadas del todo por el enlentecimiento de la respiración, o sea, por la bradicardia sinusal.

El mindfulness produce efectos superiores a un simple control respiratorio dedicado a aminorar la frecuencia (Takahashi y cols., 2005).

Se conoce con seguridad que el mindfulness origina cambios en la VFC en descanso. Tang y su equipo analizaron personas sin tener experiencia en meditación. Tras la práctica, disminuyeron el estrés y aumentaron la VFC en comparaciones intrasujeto (antes y después) y entre sujetos (meditadores frente a controles).

Un estudio sobre percepciones dolorosas en meditadores nuevos analizó la meditación sham (personas que se sentaban en postura de meditación y se les daban ejercicios para respirar profundamente) y un grupo al que se formó en meditación.

Los que recibieron meditación sham mostraron una correlación entre aminoramiento de la sensación de dolor y reducción en la FC. En cambio, los que recibieron meditación formal, disminuyeron los niveles de dolor, pero no la FC.

La explicación es que la meditación sham la ligamos a un mecanismo fisiológico de relajación que origina analgesia, mientras que la meditación formal desarrolla un mecanismo cognitivo de analgesia en los meditadores que aprenden a meditar.

Otras investigaciones corroboran que los meditadores sin experiencia en retiros muestran reducción de los niveles de dolor sin relación con la reducción de la FC.

Por el contrario, otro estudio en meditadores de larga duración encontró que la reducción de las puntuaciones de dolor se relacionaban con la reducción de la FC.

Por consiguiente, los retiros son más eficaces produciendo cambios psiconeurofisiológicos que la práctica diaria, ya que se asocian con una reducción de los estímulos externos.

Modificaciones que produce mindfulness en la meditación

Existen investigaciones realizadas con pequeñas muestras de meditadores con experiencia que corroboran que, la respiración se ralentiza durante las prácticas formales del mindfulness (Lehrer y cols., 1999; Grant y Rainville, 2009; Kodituwakku y cols., 2012).

En uno de estos estudios, la reducción de la frecuencia respiratoria durante la meditación se relacionaba con experiencias meditativas, lo que insinuaba que una mayor experiencia en meditación podría amplificar este efecto.

Este efecto ha sido descrito en meditadores nuevos después de un corto período de entrenamiento (Farb y cols., 2013); Zeidan y cols., 2015; Doll y cols., 2016).

Estos estudios defienden el desenlace de que el entrenamiento con mindfulness nos lleva a una menor frecuencia respiratoria durante la meditación formal.

Este efecto se considera más destacado para la salud mental si es un cambio que se mantiene a nivel general más allá de la práctica de la meditación formal.

Uno de las investigaciones más logradas fue la de Wielgosz y sus colaboradores (2016). En él se confirmaron los siguientes temas:

-Existen patrones individuales de respiración que son permanentes a lo largo de cortos períodos de tiempo (Guijt y cols., 2007). Pero este estudio verifica que en meditadores de larga duración estos patrones permanecen cuando se evalúan períodos de tiempo de meses o años.

-Los meditadores con experiencia exponen frecuencias respiratorias basales más lentas que los controles no meditadores, y existe una correlación alterada entre años de meditación y frecuencia respiratoria.

-Varios análisis hallaban menor frecuencia respiratoria solo durante la meditación formal. Este proyecto corrobora que esa menor frecuencia respiratoria ocurre en descanso y evaluando espacios temporales largos, de meses o años.

-La reducción de la frecuencia respiratoria está ligada con la práctica; pero no con el tiempo de práctica diaria, sino con el tiempo empleado en retiros.

Se cree que la razón de este mejor afianzamiento de los cambios en los retiros es que en ellos se puede practicar durante más tiempo al día, y con una mínúscula exposición a estímulos insólitos.

Sin embargo, la práctica diaria ocurre en un entorno de estímulos frecuentes y estresores que constituyen nuestro día a día. Este efecto ayuda a evaluar cuál es el mecanismo de acción y cómo se debería planificar la práctica formal.

Una investigación reciente confirmó que los meditadores con experiencia localizaban las sensaciones respiratorias de una forma más precisa que las personas sin experiencia en meditación (Daubenmier y cols., 2013).

Focalizar la atención a las sensaciones respiratorias reporta un aminoramiento de la frecuencia respiratoria en los practicantes nuevos, pero no en los sujetos del grupo de control.

El entrenamiento en mindfulness puede desarrollar la capacidad de manifestar y responder a los estímulos fisiológicos mediante la captación y modulación de los patrones respiratorios.

El asunto más importante y aún sin analizar es cómo las diferencias en la frecuencia respiratoria se relacionan con otras consecuencias fisiológicas y neuronales ligadas al ejercicio del mindfulness.

Pero estas diferencias son idóneas para influir aspectos como el ritmo cardíaco o el metabolismo periférico y cerebral.

En Centro Mindfulness Madrid, te enseñamos a meditar y a gestionar tus emociones.

La entrada Mindfulness produce cambios en la función respiratoria y cardíaca. ¿Cuáles son? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/03/02/mindfulness-produce-cambios-en-la-funcion-respiratoria-y-cardiaca-cuales-son/feed/ 0
Mindfulness en el electroencefalograma y en el sueño; las modificaciones que produce https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/24/mindfulness-en-el-electroencefalograma-y-en-el-sueno-las-modificaciones-que-produce/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/24/mindfulness-en-el-electroencefalograma-y-en-el-sueno-las-modificaciones-que-produce/#respond Mon, 24 Feb 2020 11:08:20 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8223 Introducción El electroencelafograma (EEG) es un procedimiento que calcula la actividad eléctrica de un área amplia de la corteza cerebral de forma sumatoria. La banda beta es un patrón de ondas irregular que se localiza cuando el sujeto está atento y alerta, siendo característica del estado despierto. Las ondas alfa y theta aparecen en etapas […]

La entrada Mindfulness en el electroencefalograma y en el sueño; las modificaciones que produce se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Introducción

El electroencelafograma (EEG) es un procedimiento que calcula la actividad eléctrica de un área amplia de la corteza cerebral de forma sumatoria.

La banda beta es un patrón de ondas irregular que se localiza cuando el sujeto está atento y alerta, siendo característica del estado despierto. Las ondas alfa y theta aparecen en etapas de relajación y se han agregado a algunos estados de meditación, como ciertas modificaciones en las ondas gamma (Cahn y Polich, 2009).

Las ondas delta suelen manifestarse en estados de sueño profundo sin ensoñación y en algunas lesiones cerebrales, y no son típicas de estados de meditación.

Cambios originados por el Mindfulness en el electroencefalograma

Investigaciones básicas en meditadores explicaban aumentos en las bandas alfa a nivel frontal, tanto como un estado mental que aparecía durante el período de meditación, como un rasgo de personalidad que se afianzaba en personas con práctica meditativa de larga duración.

Este dato se encontró afiliado a diversos tipos de meditación, como la meditación trascendental, el Zen o el Yoga. Igualmente se identificó con meditación Zen, una reducción de la frecuencia alfa, ráfagas theta y bloqueos alfa no habituales (Kasamatsu e Hirai, 1966; Murata y cols., 2004).

A pesar de que el aumento de la actividad alfa ligada a la meditación, se consideró durante años el cambio principal del EEG en la meditación, estudios posteriores no han podido argumentar ni los bloqueos alfa no habituales (Becker y Shapiro).

Se considera que el motivo es la pobre metodología de estos estudios básicos, incluyendo análisis estadísticos poco intensos (Chiesa y Serreti, 2010). También se razona de que el incremento alfa frontal ocurría en individuos con poca experiencia en meditación, pero no en meditadores con experiencia (Cahn y cols., 2010).

Las investigaciones más actuales han encontrado:

-En banda alfa: alta coherencia alfa en practicantes de MT (Travis y cols., 2002). Por el contrario, los estudios con MBSR y MBCT descubren una asimetría alfa prefrontal en diferentes poblaciones (Davidson y cols., 2003; Barnhofer y cols., 2007).

-En banda theta: elevación de la banda theta (4-8 Hz) en áreas frontales en practicantes de atención focalizada, acompañada de desactivación o aminoramiento de la actividad en áreas parietooccipitales, lo que conlleva una reducción en los procesos asociados al yo y al tiempo y al espacio (Baijal y Srinivasan, 2009; Cahn y cols., 2010).

-En banda gamma: durante la meditación se ha identificado un aumento de la banda gamma en áreas parieto-occipitales (Cahn y cols., 2010).

Las áreas en las que predomina son las coordinadas con la visualización (derecha posterior), con la verbalización (izquierda posterior), y las que se relacionan con la disolución y reconstitución autoinducida de la experiencia del yo (frontotemporal derecha).

Análisis en meditadores utilizando técnicas encefalográficas específicas: LORETA

Investigaciones recientes utilizando LORETA (Low Resolution Electromagnetic Tomography), para examinar el EEG en meditadores Zen (Faber y cols., 2015) y de Qi-Gong (Tei y cols., 2009), proponen que las meditaciones estén ligadas a un aumento en la actividad delta frontal, produciendo una inhibición basal relacionada con el procesamiento cognitivo y una reducción de la conexión con la experiencia diaria.

En meditadores Zen se advierte, asimismo, un aumento de la frecuencia de actividad alfa 1 y alfa 2, únicamente en un área derecha que corresponde desde áreas prefrontales, incluyendo la ínsula, hasta parte de la corteza motora y somatosensorial y áreas temporales.

Aparte de esto, se observa un aminoramiento de la actividad alfa y beta 2 en el giro angular izquierdo, así como una disminución de la actividad beta 1 y beta 2 en un área bilateral posterior extensa que comprende la corteza visual, el córtex cingulado posterior y el córtex parietal.

Asimismo, existen modificaciones en el Default Mode Network que proponen un aumento de la memoria automática y del proceso de la emoción, un decrecimiento del pensamiento conceptual y autorreferencial, con menor tendencia al juicio, o sea, más centrado en la experiencia momento a momento.

La banda gamma se ha encontrado como factor señal que diferencia distintos tipos de meditación en practicantes avanzados (Lehmann y cols., 2001; 2012), y como un marcador señal y estado de la meditación en practicantes experimentados de budismo tibetano focalizados en la compasión (Lutz y cols, 2004).

Cuando se entra y se sale de la meditación, hay distinciones significativas en la conectividad con importantes diferencias en la banda delta, y diferencias menores en la banda beta 2.

Existen inconsistencias en los datos de los estudios por una serie de limitaciones metodológicas que incluyen (Cahn y Polich, 2009; Chiesa y Serreti, 2010):

-Separación de estandarización respecto al estilo de meditación.

-El método de la evaluación de la actividad cerebral.

-No se considera de forma diferencial el efecto de la meditación sobre el estado en principiantes y meditadores de larga y corta duración.

-Mala disposición en la aleatorización de los grupos.

Todo esto simboliza que sea necesaria la realización de nuevas investigaciones.

El sueño y Mindfulness

Tanto el MBSR como el Mindfulness-based Therapy for Insomnia (MBTI) han sido evaluados en el tratamiento para el insomnio. Ambos han demostrado disminución en el tiempo de sueño y total despierto con aumento en el tiempo total de sueño, utizando tanto decisiones cuantitativas de sueño como medidas reportadas por el paciente.

Las dos técnicas son bien toleradas por los pacientes, incluso en ancianos y con efectos duraderos, y muestran una eficacia parecida, aunque con una mayor duración de los efectos por parte del MBTI.

La evolución de “soñar despierto” se considera muy similar al “soñar” cuando uno está dormido, siendo ambos distintos al “pensamiento despierto conducido a una meta”.

Los estados de soñar, despierto o dormido se califican por:

-Contenido en su mayor parte emocional y visual.

-Se agrupa sobre el origen de narrativas muy flojas, bañadas de fantasía.

-Aparenta interacciones sociales.

-Se fundamenta en la memoria a muy largo plazo.

-Profundamente relacionado con las preocupaciones preponderantes de la persona.

-Mínima metaconciencia.

La disconformidad sería que el sueño suele ser más visual y largo. Existen investigaciones que corroboran que tanto uno como otro proceso son parecidos desde el punto de vista neurofisiológico, ya que en ambos se estimulan regiones comprometidas en el pensamiento y en la memoria.

En el sueño, se anulan numerosas regiones ejecutivas del CPM y alista más núcleos clave del DMN, originando un pequeño insight y metaconciencia.

En Centro Mindfulness Madrid, te enseñamos todo lo relacionado con esta técnica de meditación y bienestar.

La entrada Mindfulness en el electroencefalograma y en el sueño; las modificaciones que produce se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/24/mindfulness-en-el-electroencefalograma-y-en-el-sueno-las-modificaciones-que-produce/feed/ 0
¿El Mindfulness produce cambios en los sentidos, cuáles? https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/17/el-mindfulness-produce-cambios-en-los-sentidos-cuales/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/17/el-mindfulness-produce-cambios-en-los-sentidos-cuales/#respond Mon, 17 Feb 2020 10:36:22 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8184 Mindfulness y efectividad sobre los sentidos Son mínimos los estudios sobre el mindfulness que se han centrado en investigar su efecto sobre los sentidos, como la visión o el tacto. Los únicos que existen son los que analizamos a continuación. Tacto Mirams y sus colaboradores (2013) investigaron el efecto del mindfulness en la disminución de […]

La entrada ¿El Mindfulness produce cambios en los sentidos, cuáles? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Mindfulness y efectividad sobre los sentidos

Son mínimos los estudios sobre el mindfulness que se han centrado en investigar su efecto sobre los sentidos, como la visión o el tacto. Los únicos que existen son los que analizamos a continuación.

Tacto

Mirams y sus colaboradores (2013) investigaron el efecto del mindfulness en la disminución de la percepción errónea y el incremento de la sensibilidad durante la tarea de detección de señales somáticas (SSDT: somatic signal detection task).

La SSDT consta de cuatro tipos de ensayos: uno en el que solo está presente el estímulo táctil, otro en el que hay tanto estímulo táctil visual (una luz), un tercero en el que solo está presente la luz y, el cuarto, donde se ausentan ambos estímulos.

Para cada experimento el individuo tenía que responder si sentía la vibración en el dedo índice. Los resultados percibieron que las personas que participaron en el grupo práctico, realizando la técnica del escaneo corporal, mostraron en el día 7 (T2), menos percepciones erróneas que en el día 1 (T1), lo que supone una mejoría en la capacidad para distinguir entre vibraciones y sensaciones interoceptivas (Mirams y cols., 2013).

Esta consecuencia fue inesperada para los autores, ya que en un estudio previo se contempló que la tarea de detección de los latidos cardíacos producía un gran número de percepciones erróneas durante la SSTD (Mirams y cols., 2012).

Esta diferencia en los dos estudios fue demostrada por los ejecutores con la suposición de que diferentes tipologías de atención interoceptiva pueden originar distintas consecuencias en la percepción (Mirams y cols., 2013).

Vista

En las letras científicas existen investigaciones, como esta de nuestro grupo, que han examinado la asociación entre la función visual y el mindfulness. García Martín y sus colaboradores (2016) estudiaron la asociación entre la meditación Zen e indicadores de la función visual y medidas de estructura morfológica de la retina.

Los resultados advierten que los meditadores de larga duración presentan una mejor agudeza visual y sensibilidad al contraste comparados con los no meditadores. En cambio, no se han encontrado diferencias en las medidas de la retina y de la capa de fibras nerviosas de la retina entre el grupo de meditadores y el grupo de control.

También se ha contemplado una asociación moderada entre el espesor de las células ganglionares de la retina con la agudeza visual, la sensibilidad al contraste, la visión del color y la visión estereoscópica (García Martín y cols., 2016).

Los investigadores despuntan el hecho de que estos resultados enseñan una asociación no obligatoriamente causal. Una posibilidad alternativa, según García Martín, puede explicar los resultados relacionados con los indicadores de la función visual, es que la meditación colabore con mejorías en los síntomas de ansiedad o depresión, pudiendo ser la verdadera causa de la mejoría en la agudeza visual (Goodrich y cols., 2014); Owsley y McGwin, 2004).

Otras interpretaciones podrían ser que el estado de la función visual de los meditadores fuese mejor antes de comenzar a meditar, en comparación con las personas del grupo control o que la meditación desarrolla la propensión a examinar más detalles en el entorno (García Martín y cols., 2016).

Otro estudio realizado por Delgado y su grupo (2010), tenía como finalidad advertir variables fisiológicas y psicológicas en relación con la regulación de las emociones, después de una práctica de mindfulness, en un grupo de estudiantes de Universidad con puntuación elevada, pero que no cumplían los criterios suficientes para el diagnóstico de un trastorno de ansiedad generalizado.

Entre diferentes medidas fisiológicas, se calibró el parpadeo de los ojos durante el prototipo señalizado, consistente en presentar señales neutrales, desagradables y agradables. Los resultados mostraron que no había distinción entre pre y post-intervención.

La reactividad pupilar es un marcador de los cambios autonómicos y del procesamiento emocional. Vasquez y sus compañeros hipotetizaron que la respuesta pupilar en meditadores y no meditadores debía ser distinta, y que ello plasmaría el distinto procesamiento emocional.

En un grupo de once meditadores y nueve no meditadores se grabó el diámetro pupilar, usando videooculografía mientras los individuos veían imágenes con contenidos emocionales.

Los dos grupos enseñaron respuestas parecidas ante imágenes neutras y positivas, pero las negativas invocaron una mayor contracción pupilar y una dilatación más floja en meditadores, grupo que logró una más rápida recuperación hasta los niveles básicos.

Por consiguiente, el mindfulness afina la respuesta del sistema nervioso de forma automática, y la pupilometría puede ser un marcador de efectos productivos de esta práctica.

Mindfulness langeriano y su eficacia en los sentidos

En la sección “¿Es igual la idea de mindfulness oriental y mindfulness occidental?”, hemos puntualizado un acercamiento occidental al mindfulness corroborado por Ellen Langer, científica norteamericana, cuyo ejemplo de mindfulness (denominado occidental) no atañe con las teorías orientales. Incluso ha evolucionado una escala concreta para medir este estado occidental del mindfulness.

Asimismo, hay investigaciones sobre esta modalidad del mindfulness que demuestran su eficiencia. Mediante procedimientos, inducen la idea de que se es veinte años más joven, manifestándose mejorías fisiológicas medibles (Langer,2009); induciendo la idea de que se hace entrenamiento físico, se produce pérdida de peso (Crum y Langer, 2007); induciendo la idea de ser un piloto se incrementa la visión (Langer y cols., 2010), o induciendo la idea de esperar ver mejor se manifiesta una mejoría en la agudeza visual (Pirson y cols., 2010).

Estos resultados se realizan al encarnar un estado determinado de la mente (por ejemplo, ser veinte años más joven). La inducción del mindfulness langeriano reporta cambios significativos en los procesos cognitivos, y esto tiene su efecto negociador en la mente.

En Centro Mindfulness Madrid te enseñamos a meditar y a vivir en atención plena.

La entrada ¿El Mindfulness produce cambios en los sentidos, cuáles? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/17/el-mindfulness-produce-cambios-en-los-sentidos-cuales/feed/ 0
¿Mindfulness produce cambios en la conciencia corporal y en el embodiment, cuáles? https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/10/mindfulness-produce-cambios-en-la-conciencia-corporal-y-en-el-embodiment-cuales/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/10/mindfulness-produce-cambios-en-la-conciencia-corporal-y-en-el-embodiment-cuales/#respond Mon, 10 Feb 2020 11:40:06 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8163 Conciencia corporal y su medida ¿A qué denominamos conciencia corporal y cómo se mide? La conciencia corporal (CC) ha sido trazada como un proceso dinámico y emergente, en el que existe una percepción de los procesos, estados y acciones corporales que se forman en la aferencias propioceptivas e interoceptivas y que pueden ser observadas por […]

La entrada ¿Mindfulness produce cambios en la conciencia corporal y en el embodiment, cuáles? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Conciencia corporal y su medida

¿A qué denominamos conciencia corporal y cómo se mide?

La conciencia corporal (CC) ha sido trazada como un proceso dinámico y emergente, en el que existe una percepción de los procesos, estados y acciones corporales que se forman en la aferencias propioceptivas e interoceptivas y que pueden ser observadas por el individuo.

Esta noción incluye la percepción tanto de sensaciones físicas (tasa cardíaca o posición corporal) como de sensaciones más complejas (relajación, dolor. Una CC correcta implica la destreza de recibir estímulos corporales profundos y estar atento a la experiencia interna del cuerpo.

Igualmente se liga con la aceptación y la presencia de la experiencia corporal, en lugar de la evitación y disociación de la experiencia corporal (Brown y Ryan, 2003).

La conciencia corporal se ha considerado en la tradición como un rasgo típico de ciertos problemas psicológicos. Se ha asociado con frecuencia con trastornos de pánico y ansiedad al describir una actitud cognitiva centrada en síntomas físicos como la rumiación y la magnificación somatosensorial, así como la creencia en consecuencias catastrofistas.

Así pues, el número de sensaciones corporales ansiosas notadas ha sido ampliamente usado como marcador de hipocondría, somatización del dolor y ansiedad.

Para medir la conciencia corporal tenemos la Escala de Conexión Corporal. Fue proyectada para la evaluación de la intervención con terapias corporales.

Tiene dos subescalas:

– La de disociación, eficaz para el seguimiento de la eficacia del tratamiento psicológico en trauma físico y sexual, dolor crónico y trastornos de ansiedad.

-La de conciencia, muy útil para monitorizar la efectividad de las terapias mente-cuerpo, incluyendo la práctica del mindfulness.

Aún así, el cuestionario más eficaz para medir un constructo relacionado, la conciencia corporal interoceptiva, es la Multidimensional Assessment of Interoceptive Awareness (MAIA).

Es un cuestionario de 32 ítems que calcula la conciencia interoceptiva en ocho dimensiones: “Notando” describe la propensión autorreportada de ser consciente de las sensaciones corporales, el latido cardíaco o la respiración.

Las otras siete dimensiones incluyen aspectos regulatorios de la CC: como el cuerpo siente y las sensaciones son utilizadas a nivel interno por el sujeto (para regular la atención y el malestar, o para ganar introspección sobre las emociones); reactividad ante ellas, cómo se responde, (por ejemplo, con distracción o preocupación); la conciencia de la relación entre sensaciones corporales y estados emocionales, o hasta qué punto el cuerpo es sentido como un lugar seguro, fiable y cómodo.

Mecanismo de acción del mindfulness con la conciencia corporal

La utilización de terapias basadas en mindfulness ha renovado la tendencia en la CC, ya que está considerada como uno de sus mecanismos de acción más relevantes (Hölzel y cols., 2011).

En la práctica de la atención plena, la atención se centra en la experiencia interna de sensaciones físicas como la respiración y en las sensaciones del cuerpo.

Las intervenciones de mindfulness como el MBSR han demostrado generar un aumento en la capacidad de notar sensaciones corporales según la evaluación mediante autoinformes (Hölzel y cols., 2011) y mediante métodos experimentales (Hölzel y cols., 2007; Hölzel y cols., 2010).

Sin embargo, la CC promovida por la atención plena es ligeramente diferente a la CC tradicional, ya que se basa en una actitud en la aceptación y sin prejuicios.

La técnica que más aumentaría la CC es el escaneo corporal Kerr y sus colaboradores (2013) observaron que tras realizar este tipo de escaneo los participantes aprendieron no solo a ser más conscientes de las sensaciones corporales, sino a incrementar la regulación de la atención.

Fundamentos neurobiológicos

Uno de los componentes del entrenamiento de la atención plena es el desarrollo de la atención interoceptiva (AI) a las sensaciones corporales viscerales, facilitadas a través de prácticas diarias como la respiración o el mindfulness.

Farb y su equipo (2013) utilizaron la resonancia magnética funcional (RMNf) para investigar las representaciones interoceptivas en un grupo de participantes en el curso de MBSR, comparándolas con las de un grupo control.

El mindfulness predijo una mayor actividad relacionada con la AI en las regiones de la ínsula disgranular anterior, lo que coincide con una mayor integración de la sensación interoceptiva con el contexto.

Aparte de esto, la práctica de la meditación predijo una mayor aislación posterior y una disminución del reclutamiento de la vía visual durante la AI. Estos descubrimientos sugieren que el entrenamiento interoceptivo modula el reclutamiento cortical específico de la tarea, análogo a la plasticidad relacionada con el entrenamiento.

La modulación CPFFDM de las redes AI puede ser un mecanismo vital por el cual la meditación trascendental altera el procesamiento de la información en el cerebro, incrementando la contribución de la interocepción a la experiencia perceptual.

Participaciones clínicas

Son muchas las participaciones de la atención plena en la CC, Rejeski (2008) demostró que la atención plena puede ser muy útil para fomentar la actividad física entre los adultos y cómo el ejercicio físico puede ser utilizado como un vehículo para promover la atención plena.

Diskstra y Barelds (2011) analizaron los vínculos entre la disposición mental, la satisfacción y la comparación corporales. En una encuesta online, 1.287 mujeres holandesas respondieron preguntas correspondientes a la atención mental, la satisfacción y la comparación corporales.

Los resultados enseñaron que la comparación corporal estaba relacionada de forma negativa tanto con la atención disposicional como con la satisfacción corporal, mientras que las dos últimas variables estaban relacionadas en positivo.

Naranjo y Schmidt (2012) realizaron un proyecto aplicando una intervención de ocho semanas del MBSR a meditadores novatos. Los datos de esta muestra se compararon con un grupo de meditadores con experiencia y un grupo de no meditadores sanos.

Tanto los meditadores experimentados como los novatos notaron una mejora significativa en el control motor durante un conflicto perceptivo-motor.

Los principiantes en mindfulness demostraron una sensibilidad fuertemente elevada para detectar la perturbación externa después de la intervención del MBSR.

Queda demostrado que el mindfulness eleva la sensibilidad para percibir sensaciones corporales (Mirams y cols., 2013) y la exactitud introspectiva (Fox y cols., 2012), incrementando también la conciencia interoceptiva medida con la MAIA, aunque por regla general aumenta las escalas de regulación emocional, cómo el cuerpo es utilizado para una mejor autorregulación en nuestra vida diaria.

En relación con el tratamiento de enfermedades, la CC se ha manifestado como uno de los principales mecanismos de las intervenciones basadas en la atención plena, y queda demostrado que la depresión y el dolor crónico están asociados con la disminución de los niveles de CC (De Jong y cols., 2016).

Igualmente, el mindfulness ha demostrado ser eficaz en problemas que tienen una alteración en la experiencia corporal, como los trastornos somatomorfos, síntomas somáticos no explicados, fibromialgia e hipocondría.

¿Qué es Embodiment?

Lo definimos como la sensación de estar ubicado dentro del propio cuerpo físico (Arzy y cols. 2006). El concepto de embodiment se desarrolló en contrapunto a la idea general de cognición, que acepta que todos los individuos representan el mundo utilizando símbolos mentales abstractos que manipulan para pensar (Michalak y cols., 2012).

Por el contrario, Lakoff y Johnson (1999) propusieron que el cerebro recopila información del resto del cuerpo.

Los circuitos neuronales cerebrales que no conectan con el cuerpo son insuficientes de facilitar el pensamiento y pueden producir pensamientos estimables.

Según este plano, el cuerpo funciona como un constituyente de la mente y no como un perceptor que sirve a la mente, por lo que está directamente implicado en la cognición.

La cognición corporeizada (embodied cognition) acata que gran parte de la cognición procede y depende de las interacciones del cuerpo con el mundo (Barsalou, 2007). Conforme el cuerpo llega a ser experto en algún tema (por ejemplo, jugar al fútbol), aumenta su habilidad para responder de forma fluida y apropiada a diferentes situaciones relacionadas.

Wilson (2002) diferencia entre dos tipos de embodiment:

Online: cuando la mayoría de la actividad cognitiva opera en el mundo real, por lo que va unida a la modalidad de procesamiento requerida para interactuar eficazmente con el entorno.

-Offline: Cuando la actividad cognitiva es desconectada del mundo real, las operaciones cognitivas están apoyadas por un procesamiento del mundo en sistemas específicos de cada modalidad y en estados corporales.

Hay varias investigaciones que demuestran el funcionamiento del embodiment offline, donde corroboran que la consciencia está corporeizada y que implica una relación recíproca bidireccional entre el cerebro y el cuerpo.

La ilusión de la mano de goma

La ilusión de la mano de goma (Rubber Hand Illusion o RHI) es un modelo experimental utilizado para comprender los procesos de embodiment y cómo funcionan.

Consiste en generar la experiencia irreal de que una mano de goma es nuestra propia mano. Para ello, la persona recibe una estimulación táctil simultánea en ambas manos (la de goma y la suya), pero solo puede ver la mano de goma, la otra mano está tapada.

Este espejismo se produce por la fusión de estímulos táctiles, visuales y propioceptivos, permitiendo entender los procesos cognitivos que nos hacen sentir que controlamos nuestro cuerpo.

El embodiment, es una experiencia complicada con tres componentes:

-Sentido de propiedad (la sensación de que la mano de goma es parte del propio cuerpo).

-Sentido de localización (sensación de que la mano de goma y la propia están situadas en el mismo lugar).

-Sentido de agencia (sentimiento de ser capaz de mover la mano de goma y controlarla).

Los niños autistas que muestran una mayor capacidad para mantener la atención en las señales internas, presentan menos susceptibilidad a la experiencia de la RHI.

Por el contrario, en individuos con una imagen corporal negativa o con trastornos de conducta alimentaria o que padecen fibromialgia, son más susceptibles a la experiencia RHI.

Algunos autores aconsejan que la práctica del mindfulness y las prácticas de mente-cuerpo, yoga, taichí, pueden producir el incremento de la sensación de la agencia.

En un estudio de nuestro grupo sobre RHI en meditadores, quedó demostrado que los practicantes del mindfulness con experiencia muestran menor sensación de agencia en la prueba de RHI que los no meditadores, no encontrándose diferencias en prueba de RHI que los no meditadores.

Niveles bajos de sentido de agencia en la RHI se asocian a elevados niveles de mindfulness y CC.

En Centro Mindfulness Madrid te enseñamos la práctica de la atención plena.

La entrada ¿Mindfulness produce cambios en la conciencia corporal y en el embodiment, cuáles? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/10/mindfulness-produce-cambios-en-la-conciencia-corporal-y-en-el-embodiment-cuales/feed/ 0
Mindfulness produce cambios psicológicos y biológicos. ¿Cuáles son? https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/03/mindfulness-produce-cambios-psicologicos-y-biologicos-cuales-son/ https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/03/mindfulness-produce-cambios-psicologicos-y-biologicos-cuales-son/#respond Mon, 03 Feb 2020 10:42:54 +0000 https://centromindfulnessmadrid.com/?p=8094 Creatividad y el efecto de Mindfulness Estudios pioneros sobre creatividad y meditación mostraron resultados diferentes. Mientras que unos trabajos apoyaron la existencia de un importante impacto eficaz de la meditación en la creatividad (Orme-Johnson y Granieri, 1977); Orme-Johnson y cols., 1977), otros encontraron un efecto débil nulo (Cowger, 1974); Domino 1977). Fueron Colzato y su […]

La entrada Mindfulness produce cambios psicológicos y biológicos. ¿Cuáles son? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
Creatividad y el efecto de Mindfulness

Estudios pioneros sobre creatividad y meditación mostraron resultados diferentes. Mientras que unos trabajos apoyaron la existencia de un importante impacto eficaz de la meditación en la creatividad (Orme-Johnson y Granieri, 1977); Orme-Johnson y cols., 1977), otros encontraron un efecto débil nulo (Cowger, 1974); Domino 1977).

Fueron Colzato y su equipo (2012) quienes interpretaron que estas contradicciones se debían a que hay dos tipos de pensamiento relacionados con la creatividad y contrapuestos:

-Pensamiento convergente: proceso de identificación de una respuesta correcta en un problema definido.

-Pensamiento divergente: proceso de generar muchas ideas nuevas en relación con un problema.

Estos autores investigaron, en meditadores expertos sanos, el efecto de la atención focalizada (AF) y de la monitorización abierta (MA), en el pensamiento creativo convergente y divergente.

Ambos tipos de meditación AF y MA, son frecuentes en la práctica del mindfulness como, por ejemplo, en el MBSR.

El pensamiento convergente es evaluado mediante el Remote Associates Task o RAT: el individuo tiene que encontrar un aspecto común sobre tres palabras no relacionadas.

El pensamiento creativo divergente es evaluado con el Alternate Uses Task o AUT: el participante tiene que enumerar el máximo de “usos posibles de seis objetos comunes del hogar”.

Tras ejecutar uno u otro tipo de meditación, se encontró que la MA facilita una buena puntuación en AUT, es decir, en pensamiento divergente, ya que aumenta la flexibilidad, fluidez y originalidad de las respuestas.

Sin embargo, la meditación no mejora las puntuaciones en AUT, sino en RAT, es decir, en el pensamiento convergente.

Colzato sugiere que la MA fomenta un control cognitivo muy bien distribuido, que se refleja en que los recursos cognitivos se dedican a una mejor utilización de la atención.

El hecho de que la meditación AF mejore las puntuaciones en RAT requiere más estudios, pero se podría deber a que la AF mejora el estado de ánimo, y este influye sobre el pensamiento convergente.

En otro estudio, Ren y sus colaboradores (2011) compararon el pensamiento creativo con el pensamiento lógico, analizando la capacidad de resolución de problemas a través del insight (en inglés: insight problem sol-ving), y sin el uso de insight.

Se corroboró que la práctica del mindfulness ayudaba a la resolución de problemas a través del insight. Parece ser que la causa es la reducción de la influencia del pensamiento verbal-conceptual, en el proceso de análisis de la experiencia, que está ocurriendo en cada momento, produciendo un aminoramiento de de los patrones habituales de respuesta.

La resolución de problemas a través del insight se realiza a través de la intuición, o sea, las respuestas no habituales serían la clave para su solución. Resultados parecidos obtuvieron Ostafin y Kassman (2012), que investigaron niveles del mindfulness rasgo y la capacidad de resolver problemas a través del insight y sin el uso del insight.

Se confirmó que las personas con altos niveles de mindfulness rasgo eran más capaces de resolver problemas a través del insight, pero, en cambio, no se encontraron diferencias cuando se requería resolver los problemas sin el uso del insight.

Los descubrimientos son inconsistentes: hay estudios que sugieren que la atención sostenida mejora la resolución de problemas a través del insight (Ren y cols., 2011), mientras que otros afirman que puede ser un obstáculo para el pensamiento creativo, porque se asocia a estados de ensoñamiento (Martindale, 1999; Wierda y cols., 2010).

Por último, Colzato solo analiza meditadores con experiencia, por lo que es posible que con meditadores sin ella los resultados pusiesen ser diferentes.

Otro estudio sobre el tema de la creatividad es el de Greenberg y su equipo (2012), que estudian tanto a meditadores con experiencia comparándolos con no meditadores, como a meditadores que reciben un entrenamiento con el MBSR, comparándolos con meditadores que no reciben este entrenamiento.

Investigan la relación que hay entre el mindfulness y la rigidez cognitiva, empleando una alteración de la tarea de la jarra de agua de Einstellung.

En este ejercicio, se solicita a los participantes utilizar tres jarras para conseguir una cierta cantidad de agua. Para resolver los primeros ejercicios se requiere usar fórmulas complicadas, pero para las siguientes tareas la resolución es mediante técnicas mucho más sencillas.

Así, se demuestra que el mindfulness aumenta la flexibilidad cognitiva ya que evita la tendencia a quedarse “ciego” por la experiencia.

En suma, el mindfulness reduce la tendencia a desestimar soluciones nuevas y adaptativas (a menudo más sencillas) sobre la base de la experiencia previa, y esto ocurre tanto en la vida diaria como en situaciones de enfermedad.

Efecto de mindfulness en el proceso de la creatividad, ¿cómo se origina?

El proceso de creación se divide en cuatro partes:

-Preparación: se basa en la aparición de una gama amplia de ideas (brainstorming), utilizando el pensamiento divergente, es decir, el surgimiento espontáneo de ideas relacionadas con el tema de creación.

En esta fase es necesario lograr la red de control cognitivo, de manera que se active la red cerebral que funciona por defecto (en inglés, el default mode network o DMN), poniendo en marcha la imaginación.

Aquí, el mindfulness ayuda porque aumenta el pensamiento divergente. Practicar la técnica de mindfulness antes de una sesión de lluvia de ideas hace que estas ideas básicas iniciales sean de mayor carácter.

-Incubación: una vez que se han producido ideas suficientes, es momento de dejar de generarlas. Hay que realizar otras actividades de la vida diaria, como jugar, dormir, tareas rutinarias, practicar aficiones, etc., mientras el cerebro organiza y estructura esas ideas de la forma más adecuada.

En esta fase poco estimada, el mindfulness es concretamente muy útil. A muchas personas les resulta difícil dejar de pensar y no obsesionarse por el tema de creación, produciéndolas un gran estrés.

La práctica del mindfulness ayuda a producir esta desconexión, ya que el proceso creativo no llega de forma voluntaria, sino que aparece.

Podría surgir durante la meditación. El mindfulness andando puede ser una fabulosa técnica para disminuir el estrés y facilitar el proceso creativo.

-Iluminación: se refiere al momento de creatividad en el que las ideas inconscientes y no relacionadas toman sentido y se detectan por el circuito de saliencia, identificando la idea creativa en el mar de ideas de la mente.

Mediante el mindfulness se aumenta la toma de conciencia, por lo que en esta fase es muy fácil detectar la idea creativa del resto de pensamientos, lo cual es más difícil de lograr en el caos de una mente no “mindful”.

-Verificación: se exponer la idea a la realidad y se mira el resultado. Se requiere pensamiento convergente (usar menos la imaginación y más el control cognitivo y atencional para realizar una evaluación analítica).

El mindfulness ayuda a estar motivado y focalizado, usando el pensamiento convergente, para optar por las soluciones más eficientes.

En definitiva, lo que se requiere es una balanza entre los circuitos de control cognitivo y la red cerebral. El mindfulness aumenta ambas, pero también potencia el circuito de saliencia, el que mantiene el equilibrio entre ellos, porque nos va a decir qué circuito debe activarse y cuándo.

Otros cambios de la mente

En este capítulo se resumen algunos de los datos reales respecto a cambios psicológicos, producidos por el mindfulness y terapias relacionadas.

Existen más estudios que examinan otros aspectos, pero hemos destacado los que nos parecen más importantes:

Aspectos cognitivos: el mindfulness proporciona beneficios muy significativos en varias medidas de cognición (Chiesa y cols., 2011):

-Mejora la atención sostenida y concretamente la selectiva y ejecutiva.

-Reestructura la atención en sujetos sin experiencia previa de meditación.

-Ayuda a mejorar las medidas atencionales.

-Desarrolla la atención sostenida no focalizada.

-Parpadeo atencional significativamente más pequeño después de un retiro de meditación del mindfulness.

-Atención sostenida más alta, especialmente cuando los estímulos son inesperados.

-Mejora la memoria operativa.

-Previene la pérdida de habilidades de memoria de trabajo antes de la exposición a estímulos estresantes.

-Mayor especificidad de la memoria.

-Ayuda a reducir tanto la rumiación como la preocupación, consiguiendo desvincular la respuesta emocional de la rumia y/o preocupación (Querstret y Cropley, 2013).

-Tras intervenciones de MBCT o MBSR, aumenta la memoria de trabajo y la memoria autobiográfica, así como también la flexibilidad cognitiva y la metaconciencia, aunque no se reportan mejoras en la atención ni en la función ejecutiva (Lao y cols., 2016).

-Las prácticas que incluyen asanas de yogas, guardan cierta relación con el mindfulness, estando asociadas con una mejor regulación del sistema nervioso simpático y el sistema hipotalámico-pituitario-adrenal en diversas poblaciones (Pascoe y cols., 2017).

Se encuentran efectos entre medianos y grandes para los cambios en emocionalidad y forma de relación; cambios medios para las medidas de atención: y entre pequeños y medianos para medidas cognitivas. En consecuencia varían según el tipo de meditación (Sedlmeier y cols., 2012).

Activación en áreas cerebrales: la meditación transporta a la activación en áreas del cerebro involucradas en el procesamiento de información autorregulación, autorreferencial, resolución de problemas y comportamiento adaptativo.

Aparte de esto, impulsa modificaciones cerebrales estructurales y funcionales en meditadores expertos, sobre todo en áreas involucradas en procesos autorreferenciales, como la autoconciencia y la autorregulación (Boccia y cols., 2015).

El mindfulness eleva la actividad de la corteza insular, pero no se encuentra evidencia sólida de una mayor actividad en subregiones de la corteza prefrontal, lo que sugiere que se asocia con cambios en el funcionamiento de la ínsula.

Esto afecta de forma elogiable a la conciencia de las reacciones internas “aquí y ahora” (Young y cols., 2017).

Mecanismos subyacentes: identifica demostración sólida y consistente de que los mecanismos subyacentes a las intervenciones basadas en el mindfulness son: reactividad cognitiva y emocional (evidencia alta); atención, reflexión y preocupación (evidencia moderada), y autocompasión y flexibilidad psicológica (con evidencia insuficiente) (Gu y cols., 2015).

Aunque existen pruebas prometedoras de que los efectos de la intervención con MBCT o MBSR está mediados por estos mecanismos, hay aún falta de rigor metodológico en el campo de los mecanismos de acción tanto para MBCT como para MBSR, lo que impide conclusiones definitivas (Alsubaie y cols., 2017).

Efectos en niños: las intervenciones basadas en el mindfulness en niños y jóvenes son alentadoras, especialmente en relación con la mejora del rendimiento cognitivo y la resiliencia ante el estrés (Zenner y cols., 2014), notando también resultados pequeños y positivos en los dominios de procesamiento y de resultados (Klingbeil y cols., 2017).

En niños, el mindfulness tiene efectos óptimos en los procesos socioemocionales y cognitivos, aunque no se observan dichos efectos en los resultados conductuales o académicos (Maynard y cols., 2017).

En Centro Mindfulness Madrid, te ayudamos a aprender esta técnica y sus beneficios.

La entrada Mindfulness produce cambios psicológicos y biológicos. ¿Cuáles son? se publicó primero en Centro Mindfulness Madrid.

]]>
https://centromindfulnessmadrid.com/2020/02/03/mindfulness-produce-cambios-psicologicos-y-biologicos-cuales-son/feed/ 0