Incrementa tu capacidad de reacción experimentando mindfulness contra el burnout

Adoptando una perspectiva general, hoy en día resulta preocupante la epidemia de burnout o fatiga laboral que la sociedad enfrenta. Cada día más personas se ven afectadas por la ansiedad y el estrés que sus responsabilidades generan a nivel emocional. Generando episodios desagradables, trastornos complejos y bajas laborales en la población. La aplicación de mindfulness contra el burnout como tratamiento ha sido una oportunidad para la reflexión y su superación. Promoviendo una actitud libre de estigmas y armónica frente a los compromisos laborales.

Desde una perspectiva clínica, establecer las estrategias y modos de afrontamiento contra el burnout es preciso para su clasificación. De tal forma que su diagnóstico sea individualmente focalizado. Permitiendo la ejecución de un plan de intervención específico según los síntomas del trabajador y su etología.

Se estiman al menos tres modos de afrontamiento para tratar situaciones de difícil control:

  • Resignación: Postura pasiva frente el problema, asumiendo no tener control sobre la situación. Rendición.
  • Confrontación Irracional: Posición activa, pero poco eficaz. Ilusión sobre el control de la situación y en muchos casos negación.
  • Aceptación: Postura activa y eficaz. Reconocimiento del problema objetivamente y de la capacidad para afrontarlo en la medida justa.

 

Reconociendo esto, nuevas alternativas de intervención como las terapias meditativas de mindfulness contra la fatiga han demostrado ser efectivas. Reduciendo notablemente las emociones negativas manifestadas en situaciones de difícil consulta; tras la reflexión procedente de la introspección. Además de mejorar el autocuidado del terapeuta profesional y su relación con el paciente.

¿El efecto de las prácticas de mindfulness contra el Burnout puede afectarme más allá de mi trabajo?

Como nueva respuesta de intervención, el entrenamiento mediante un enfoque de atención plena resulta una herramienta eficaz contra el burnout. Abriendo un sendero de autocompasión para afrontar la tensión, entendiéndola como un fenómeno pasajero. Esto sería corroborado por Krasner y col en el 2009 mediante un estudio publicado en la revista JAMA. Donde el análisis tras la ejecución de un programa de formación psicoeducativo inspirado en Mindfulness enfocado a un grupo de trabajadores sanitarios, arrojó una reducción de los síntomas del burnout. Además de un incremento en el humor, la empatía, la compasión y la satisfacción de los participantes.

La experiencia comprueba como la aplicación de terapias de entrenamiento de plena conciencia, pueden disminuir la tensión, y con ello el malestar psicológico. Ilustrándonos respecto a la posibilidad de prevenir el burnout con mindfulness y garantizar nuestra estabilidad mental. Además, los beneficios derivados de la terapia han demostrado mantenerse hasta 12 meses, optimizando las capacidades individuales de los participantes.

Es necesario mencionar como las terapias meditativas suponen, bajo un enfoque biológico, el desarrollo de zonas cerebrales encargadas de manejar la compasión y la empatía. Esto es posible debido al fenómeno que físicamente se registra tras la práctica, donde se evidencia un estímulo notable del aumento de la neuroplasticidad.

Tomar la decisión de probar mindfulness contra el burnout como una terapia alternativa puede significar una transformación ilimitada en tu vida. Hoy percibimos cómo un aire fresco y esperanzador el hecho de que cada vez más personas se atrevan a explorar sus capacidades terapéuticas. Atendiendo sus deseos, miedos, tentaciones e inestabilidades, para desarrollarse y cada vez ser mejores.

Puedes ver nuestros cursos de Mindfulness en Madrid de 8 semanas, y nuestros cursos de Mindfulness de fin de semana.

Si te ha gustado este post compártelo: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone