Optimizando las capacidades de Liderazgo con Mindfulness

 Vemos cómo hoy en día se dictan conferencias y se ofrecen asesorías para formar a los líderes que nuestro actual mundo globalizado necesita. Como una especie de gurús, muchos ofrecen su experiencia y la comparten con las masas buscando inspirar. Entre todo este universo de ideas, se proyecta como nuevo recurso, la atención plena para fortalecer tu liderazgo con mindfulness. Cada vez más directivos de las altas esferas organizacionales y CEOS aseguran abiertamente participar de la práctica meditativa. Ofreciendo una perspectiva de visión más amplia a la hora de tomar decisiones, mindfulness se ha caracterizado como una eficaz herramienta. De tal forma que ha venido penetrando y popularizándose entre cada vez más organizaciones a nivel mundial.

Gigantes corporativos trabajan en función de desarrollar programas de atención plena. Tal y como Google lo ha venido haciendo con “Search inside yourself”, quien ha brindado esta experiencia a más de 4000 empleados. Otra multinacional de proporciones gigantescas que ha ofrecido las prácticas de mindfulness a cientos de sus ejecutivos es General Mills. Estimando formar con su novedoso programa piloto “Mindfulleadership” líderes más asertivos y valiosos. Además de gigantes corporativos, organizaciones como la NASA han implementado clases de atención plena y meditación entre sus trabajadores. Su fin es mejorar la calidad de vida de su personal e incrementar la productividad en un entorno tan exigente como lo es su centro de investigación. Incluso instituciones gubernamentales como el departamento de policía de Oregón, ha desarrollado clases mindfulness enfocado al liderazgo en sus oficiales. Coadyuvando a la optimización en la gestión de recursos y el control en situaciones de estrés. El fin es mejorar su desempeño, dejando clara la importancia de favorecer la interacción con las personas a quienes sirven.

¿En qué aspectos fijar el enfoque para construir nuevos liderazgo con Mindfulness?

Mindfulness consiste en la práctica de técnicas orientales milenarias, qué van desde la meditación basada en el Zen, al yoga. El fin es realizar una introspección corporal que permita al sujeto enfrentarse con su yo más interno, libre de prejuicios. Para ofrecer la oportunidad de expresarse con mayor libertad y seguridad, la dirigencia con mindfulness se hace más fluida.

Muchos denuncian las prácticas de mindfulness como una actividad esotérica sin fundamentos científicos. No obstante, importantes instituciones y universidades en todo el mundo han validado por medio de rigurosos estudios sus efectos. Reconociendo el impacto positivo que nuestro cerebro experimenta a nivel neuronal y derivando en un incremento de las capacidades cognitivas.
La dispersión tras la presión de las responsabilidades y el entorno cotizado, resultan la receta perfecta para que los directivos pierdan el foco de atención en lo que es importante. El inmediatismo como forma de gestión puede llegar a tener consecuencias desastrosas; lamentablemente es el método más utilizado en nuestras organizaciones hoy en día. El liderazgo con mindfulness rompe con la hegemonía de la urgencia que hasta ahora ha imperado en las estructuras de poder. Abonando la claridad mental que es requerida para desprendernos de lo superfluo. Solo así es posible focalizar la atención en lo importante y tomar las decisiones contundentes que el mundo de hoy en día precisa.

Puedes ver nuestro programa de Mindfulness en el Liderazgo para empresas

Si te ha gustado este post compártelo: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone